MUNICIPIOS

Con referentes nacionales, la gran PROTESTA de los ex trabajadores azucareros concentra en General Güemes

Partió esta madrugada de Hipólito Yrigoyen para reclamar por los despidos en ingenios de Jujuy y Salta. Entre las dos provincias fueron desafectados más de mil trabajadores.

Foto de la marcha
Foto de la marcha

Dirigentes y trabajadores de los ingenios de Salta y Jujuy realizaron hoy la llamada "gran caravana azucarera", que recorrrió unos 300 kilómetros entre las dos provincias, acompañados por referentes de la CTA Autónoma, para reclamar la reincorporación de despedidos y por que no haya nuevas cesantías.

En el marco de un conflicto que involucra a más de 1.500 trabajadores de cinco ingenios de Salta y Jujuy, en el que tomó intervención la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los trabajadores cierran a estas horas la marcha con un acto en General Güemes, localidad cercana al ingenio San Isidro, donde se inició un proceso preventivo de crisis.

La caravana partió a las 6 de Hipólito Irigoyen (ingenio El Tabacal) con referentes nacionales como Víctor de Gennaro, Hugo 'Cachorro' Godoy, Horacio Meguira y Ricardo Peidro; alrededor de las ocho estuvieron en Libertador (ingenio Ledesma) y desde allí partieron a San Pedro (La Esperanza y Río Grande) para después dirigirse al ingenio San Isidro, ubicado en Campo Santo desde donde hubo una caminata hasta el cruce de la localidad de Güemes.

 Los despidos en los ingenios: 300 en Las Toscas, 181 en El Tabacal, 30 en Ledesma, 325 en La Esperanza y más de 700 en San Isidro. 

Según detalló Rafael Vargas, secretario general del Soeail, organización gremial que agrupa a los trabajadores del ingenio Ledesma para los trabajadores de los ingenios Las Toscas, con 300 despidos; El Tabacal, con 181; Ledesma, con 30; La Esperanza, con 325, y 700 del Ingenio San Isidro, "la situación sigue difícil y compleja porque la patronal no tiene intenciones de ceder en su avance".

Vargas señaló que para la primera quincena de marzo se reunirán con la patronal del Ingenio Ledesma.

"Vemos que quieren ir contra el convenio colectivo, con salarios a la baja. Quieren que los trabajadores resignemos derechos para evitar futuros despidos", cuestionó. Vargas resaltó que "ya está demostrado" que "no existe la crisis en la actividad" y señaló que "solamente con la producción de bioetanol se sostienen todos los salarios. El resto, la fabricación del azúcar orgánica y otros son todas ganancias".

En tanto, De Gennaro manifestó sentirse orgullos de los dirigentes del sector, que, según dijo, representan "ese sindicalismo que no transa ni claudica ante el poder". 

Fuente: El Tribuno

¿Compartís la nota?