ARGENTINA

De mal en peor

El billete de $1.000 equivale a USD 5 y entre los de mayor denominación es el que menos vale en la región

El papel del hornero, que tiene menos de 4 años en la calle, puede comprar solamente a 5,10 dólares. El efecto de la inflación y la pulverización del poder adquisitivo de la moneda

El billete de $1.000 equivale a USD 5 y entre los de mayor denominación es el que menos vale en la región
El billete de $1.000 equivale a USD 5 y entre los de mayor denominación es el que menos vale en la región

La Argentina lo hizo de nuevo: su billete más alto es, al mismo tiempo, el que menos vale. Al igual que en otras circunstancias de su historia económica, la inflación se devoró el poder adquisitivo del dinero que los argentinos llevan en sus bolsillos. El billete de 1.000 pesos hoy equivale a 5,10 dólares según la cotización libre de 196 pesos. Con esa cifra, se transformó en el billete de menor valor en dólares de todo América Latina en comparación con los de mayor denominación de cada país. Su similar de Haití, el billete de 1.000 gourdes, vale 9,90 dólares. Después de atravesar la pandemia, un terremoto y un huracán que arrasó su capital, Puerto Príncipe, los haitianos tendrán este año según el FMI una inflación del 15%, la tercera parte de lo que esperan los analistas locales para la Argentina.

Los países cuyo billete de mayor valor tiene una equivalencia más alta en dólares son Perú (USD 50,09), México (USD 49,49) y Uruguay (USD 45,73). Entre los países vecinos, el billete de 200 bolivianos equivale a USD 28,98, el de 100.000 pesos chilenos a USD 24,80 y el de 100.000 guaraníes de Paraguay a USD 14,49.

No hace falta explicar que todos estos países han atravesado la pandemia y, en algunos casos, graves crisis políticas o sociales, como es el caso de Chile o Perú. Pero todos tienen algo en común: una inflación de solamente un dígito desde hace por lo menos 15 o 20 años. Entre los países mencionados, el de inflación más alta en 2020 fue Uruguay (9,4%). Los de menor aumento de los precios al consumidor fueron Perú (2%) y Bolivia (0,7%).

Un caso particular fue el de Brasil. Su billete de 200 reales, que equivale a USD 35,93, fue lanzado en septiembre del año pasado empujado por las urgencias de la pandemia y reemplazó al de 100. Según explicó el presidente del Banco Central brasileño, Roberto Campos Neto, “en momentos de incertidumbre es natural que las personas busquen la garantía de una reserva en dinero”. Es decir, el billete de 200 reales fue lanzado porque en el temor de una crisis repentina hizo que los brasileños decidieran ahorrar en moneda local y en efectivo. Ambas cosas, impensadas para la Argentina.

El único país de la región que atraviesa un proceso hiperinflacionario es Venezuela, cuya escalada de precios en 2020 llegó a 2.959 por ciento. En los últimos años, hizo varias modificaciones de su familia de billetes. La última de ellas, denominada “Nueva expresión monetaria”, comenzó a regir el pasado 1° de octubre y le quitó 6 ceros a la moneda. Su billete de mayor denominación es de 100 bolívares, que hasta hace poco era de 100.000.000 de bolívares. Equivale a USD 23,43 aunque es difícil predecir por cuánto tiempo: la inflación acumulada en los primeros nueve meses de este año es del 531 por ciento.

Fuente: Infobae.

¿Compartís la nota?