DEPORTES

Qatar 2022

Alemania le declara la guerra a Qatar: los jugadores se rebelan en la cancha y la Ministra del Interior en la tribuna

El seleccionado teutón se pronunció en contra de la FIFA y de algunas restricciones del país anfitrión.

Alemania le declara la guerra a Qatar: los jugadores se rebelan en la cancha y la Ministra del Interior en la tribuna

El clima político es cada vez más tenso entre el Mundial de Qatar, la FIFA y los seleccionados que no le temen a las represalias y se rebelan. Este miércoles llegó el turno de Alemania, que elevó la tirantez: los futbolistas posaron para la foto con una clara señal de protesta y en la tribuna su Ministra del Interior tuvo un accionar que no pasó desapercibido.


El inicio del conflicto fue porque los siete seleccionados europeos tenían la intención de utilizar un brazalete con los colores del arcoíris en apoyo a la comunidad LGBT, muy golpeada en Medio Oriente. La FIFA le puso un freno y amenazó con amonestar a los capitanes de cada equipo que se presente con ese distintivo.


Ante este panorama, los teutones saltaron a la cancha y la terna arbitral se acercó a corroborar el brazo del arquero y capitán, quien finalmente no tuvo el brazalete de OneLove pero sí portó uno vinculado a la "No discrimination", habilitado por la entidad madre del deporte más popular del planeta.
Por si fuese poco, el "1" y su compañero de equipo Ilkay Gündoan tuvieron en sus botines marca Adidas los colores del arcoíris para, de algún modo, hacer referencia a la defensa de los derechos de la comunidad LGBT.


ALEMANIA TUVO UNA SEÑAL DE PROTESTA
Las selecciones de Inglaterra, Gales, Bélgica, Dinamarca, Países Bajos, Suiza y Alemania se vieron obligadas a renunciar a portar el distintivo tras las amenazas que la FIFA hizo a los capitanes de cada equipo. En el comunicado en conjunto que emitieron los europeos se informaba que en caso de portar el brazalete arcoíris, los futbolistas se podrían enfrentar a "sanciones deportivas".
Ante esta situación los teutones recurrieron al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS). Y al momento de saltar al campo de juego, los once titulares se taparon la boca e hicieron alusión a una mordaza cuando se tomó la foto antes del debut con Japón. "Prohibirnos el brazalete es como prohibirnos la boca. Nuestra postura se mantiene", desafió el seleccionado germano, y argumentó su postura a través de las redes sociales.


EN LAS TRIBUNAS TAMBIÉN HUBO REBELDÍA
Nancy Faeser (ministra de Interior de Alemania) presenció el encuentro frente a Japón, correspondiente a la primera jornada del Grupo E del Mundial, junto al presidente de la FIFA, Gianni Infantino.


 

¿Compartís la nota?


Querés ver más de este tema:

COPA DEL MUNDO QATAR 2022