DEPORTES

Juegos Olímpicos Tokio 2020

Argentina sufrió una dura derrota ante Australia y Luis Scola dijo adiós, en un emotivo homenaje

“Mucha gente puede decir cosas de mí, algunas buenas y otras malas. Pero nunca nadie va a decir que no trabajé. Yo con eso ya estoy tranquilo. Nadie nunca va a poder decir que yo no estaba preparado”, dijo uno de los baluartes de la generación dorada.

Argentina sufrió una dura derrota ante Australia y Luis Scola dijo adiós, en un emotivo homenaje
Argentina sufrió una dura derrota ante Australia y Luis Scola dijo adiós, en un emotivo homenaje

La Selección Argentina de básquet sufrió una dura derrota ante Australia por 97 a 59 en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, lo que fue el adiós definitivo para Luis Scola, el último baluarte de la "generación dorada", que salió de la cancha y todo el mundo lo despidió con aplausos.

Hace instantes, Scola jugó sus últimos minutos tras anunciar el retiro con la camiseta Argentina y todos el estadio Saitama Súper Arena se puso de pie.

Cuando el reloj indicaba que faltaban segundos para el final del partido ante Australia, el DT Sergio "Oveja" Hernández sacó de cancha a Scola para que reciba su merecida ovación. "Luifa" había advertido que estiraba su carrera para estar presente en estos Juegos Olímpicos. Se dirigió al banco de suplentes y el partido se detuvo.

Toda Australia, más los árbitros y periodistas homenajearon y reconocieron la trayectoria de Luis Scola, que salió invadido de lágrimas, sin poder hablar por momentos.

Scola alcanzó los 591 puntos olímpicos con los siete partidos que sumó contra los oceánicos y cerró su marca como el cuarto máximo anotador en la historia de los Juegos Olímpicos, sólo por detrás del brasileño Oscar Schmidt (1093), el australiano Andrew Gaze (789) y el español Pau Gasol (640).

“Estamos todos viviendo una situación especial. Haber visto a los rivales, a periodistas, árbitros, me golpeó un poco”, dijo Scola.

Y cerró: “mucha gente puede decir cosas de mí, algunas buenas y otras malas. Pero nunca nadie va a decir que no trabajé. Yo con eso ya estoy tranquilo. Nadie nunca va a poder decir que yo no estaba preparado. Lo demás, no tengo problema y lo acepto. Pero que me digan algo de la preparación sería inaceptable”.

¿Compartís la nota?