DEPORTES

Supo tener el mundo a sus pies

El DRAMA de uno de los FUTBOLISTAS más grandes del mundo: pasó su cumpleaños AISLADO, PRESO y deprimido

No quiere hablar con su madre para "no preocuparla", está aislado y sin visitas tras el arribo del coronavirus.

El drama de alguien que supo tener no hace mucho el mundo a sus pies y hoy vive un calvario
El drama de alguien que supo tener no hace mucho el mundo a sus pies y hoy vive un calvario

El astro brasileño del fútbol Ronaldinho pasó su cumpleaños 40 encarcelado en Asunción del Paraguay, aislado como prevención por la propagación del coronavirus y sin querer hablar con su madre para "no preocuparla".

El carismático "10" está recluido en una Agrupación Especializada, después de haber ingresado al país el 4 de marzo, junto a su hermano, con documentos falsos que, asegura, recibió a modo de regalo.

Este último sábado 21 de marzo el ex jugador del Barcelona de España tuvo que celebrar su aniversario número 40 alejado de su familia, más allá de haber estado junto a su hermano Roberto de Assis Moreira.

Según medios paraguayos, Ronaldinho no quiere hablar con su madre para "no preocuparla", está aislado y sin visitas tras el arribo del coronavirus.

"Él (Ronaldinho) no está incomunicado, según me comentaron no quiere hablar con su mamá para no preocuparla", aseguró el comisario Blas Vera al periódico local "Extra".

"Dinho" recibió su cumpleaños con un plato típico de Paraguay. Un testigo le reveló a la agencia internacional francesa AFP que el ex jugador cenó el viernes por la noche dorado a la parrilla, uno de los peces que más abunda en los ríos del país.

La sede policial en la que se encuentra Ronaldinho es un solar de 14 hectáreas donde los reclusos pueden matar el tiempo practicando deportes a cielo abierto como fútbol, voley o hacer caminatas en un recorrido de pista.

En el caso del ex futbolista, su preferencia es el Futsal, que practica en el patio del pabellón donde está junto a su hermano y otros 25 reclusos, con derecho a tres horas diarias.

Durante su reclusión, Ronaldinho recibió la visita de los ex jugadores "Pipino" Cuevas, Carlos Gamarra y Rogelio Delgado, que sirvió para mejorar el estado de ánimo del astro brasileño tras el revés judicial que le impidió tener prisión domiciliaria, como lo había pedido su abogado al juez Gustavo Amarilla.

Fuente: NA.

¿Compartís la nota?