DEPORTES

Emotiva historia de vida en DNIsalta.com

[VIDEO] Por la crisis económica, un arquero extranjero del fútbol salteño trabaja como mantero para ganarse la vida

Llegó a nuestra provincia recorriendo miles de kilómetros para cumplir un sueño, y la compleja situación lo empujó también a vivir de una actividad informal mientras despunta su máxima pasión: jugar a la pelota.

La emotiva historia de lucha y sacrificio del joven senegalés Ibrahima Sow, arquero y vendedor de oficio
La emotiva historia de lucha y sacrificio del joven senegalés Ibrahima Sow, arquero y vendedor de oficio

Ibrahima Sow según figura en su documento, Ibu, para los amigos que recogió en Salta y como se lo conoce en la intimidad del vestuario, es un espigado joven de 24 años nacido en Dakar, capital de Senegal, quien decidió dejar atrás su país, su vida, su historia, su familia, su cultura, tan distante a la nuestra, e instalarse en Salta, persiguiendo el deseo que muchos inmigrantes comparten: trabajar y tener la posibilidad de ayudar económicamente a su familia, además de despuntar su pasión suprema: el fútbol.

El periodista Alejandro "Vasco" Galarraga, con la cámara de DNIsalta.com desde el centro salteño nos compartió la particular historia de vida de Ibu,  el arquero senegalés que defenderá el buzo y los colores de Los Cahorros en el próximo torneo Anual de la Liga Salteña de Fútbol, en pos de su objetivo de alcanzar una plaza federal para el torneo Regional Amateur 2022.

Ibu no solo llegó desde otras latitudes con una alforja de sueños e ilusiones sobre sus hombros para defender los tres palos de la institución del sur de nuestra ciudad. También llegó mentalizado para ganarse la vida y sacar a su familia de la pobreza, aquella familia que cada tanto recibe noticias de él desde un lejano continente a través de una pantall. Ibu también trabaja de mantero por la pandemia, con esfuerzo, sacrificio, y superando día a día los obstáculos que le propone la barrera idiomática y cultural.

Ibrahima Sow desembarcó en Salta por las referencias de su hermano, que hace tiempo vive en nuestra provincia y quien es hoy su única familia en el norte del país. Y gracias a que se topó con un viejo conocido y referente del fútbol salteño, pudo conseguir una oportunidad para ganarse un lugar en el fútbol salteño, a nivel liguista.
Desde el caso céntrico de nuestra ciudad, DNIsalta.com exploró sobre la sacrificada vida de Ibu, desde su puesto ambulante, donde vende joyas y bijouterie.

"Gracias a Dios me tratan bien en Salta. Llegué el año pasado y justo se vino el COVID y tuvimos que suspender los amistosos y el trabajo hasta que se suspendió el fútbol. Este año gracias a Dios empezamos a jugar", comenzó contando el primer futbolista africano de la historia en integrar un equipo de fútbol de Salta de competencia liguista.
"Hace 4 años que estoy en la Argentina, pero hace 3 años que no estaba jugando. Me compré guantes y un pantalón de arquero, busqué en Facebook y encontré dónde entrenar. Fui al estadio Martearena y me encontré con Juan Mulieri (reconocido exarquero de Gimnasia y Tiro y Juventud Antoniana), empecé a entrenar con él y dijo que me iba a buscar un club", describió. 

"Yo salía a correr todas las noches. Un día Juan me llamó y me dijo que habló con el presidente de Los Cachorros y que le dijo que me presente a una prueba. Y desde día hasta ahora estoy muy  bien ahí, Normand Juárez (otro referente del fútbol salteño, hoy en Los Cachorros) también desde el primer día que me vio me abrió las puertas. Somos un equipo joven que estamos luchando por un mismo objetivo", contó el arquero senegalés.

"Hago esto de vender en la calle para ganarme la vida, pero como el fútbol también es una pasión para mí no lo puedo dejar y estoy haciendo las dos cosas. Sueño con dar un salto de categoría y vivir solo del fútbol, pero tengo que trabajar y a la vez no dejar de entrenar, porque todo esfuerzo tiene su fruto. Yo me organizo, me levanto temprano a la mañana, entreno, voy a comer, vuelvo a entrenar y a las 19 vengo al centro a vender hasta las 22, que voy a mi casa a descansar", relató Ibu su extenso periplo diario, signado por la lucha y la perseverancia.

"Tengo a toda mi familia en África, solo tengo aquí a mi hermano de sangre que es una gran persona, él me compró el pasaje para venirme a Argentina, y a Salta, para cambiar de vida, estoy con él, que es mi hermano mayor, quien me guía", destacó el joven arquero, quien también se refirió a cómo lo afectó, además del desarraigo, la pandemia, y le agradeció a los salteños de buen corazón que lo acobijaron en nuestra provincia y lo adoptaron como parte de su familia.

"La pandemia fue muy dura para todos, está muy complicada, pero gracias a Dios pudimos volver a entrenar. Aquí tengo dos familias que son mi familia, los Balderrama y los Mamaní, estuve con ellos y me contuvieron en la pandemia", retribuyó Ibu con su precario, pero a la vez claro y prolijo manejo del idioma español.

"Quiero ir paso a paso, las cosas no son fáciles en la vida, pero cada día que me levanto pienso en tratar de pensar en positivo. Yo soy muy feliz haciendo este trabajo y me gano mi vida, hace 4 años que lo hago. No voy a bajar nunca los brazos, siempre voy a poner las cosas positivas al lado mío, nunca las negativas", fue la enseñanza que dejó Sow en su charla con DNIsalta.com.

"Vine a Salta a trabajar, para ayudar a mi familia. Cuando vine aquí no tenía ganas de volver a jugar al fútbol, hasta que me salió esta posibilidad en Los Cachorros y recuperé la pasión. Los salteños me tratan bien, aquí nunca tuve problemas con nadie, no sentí discriminación, hostilidad ni nada por el estilo" , destacó, para en el final de la entrevista brindarle un mensaje a aquellos chicos que aman el fútbol y el deporte, pero que se sienten desmotivados, están sumidos en los vicios o, como él, encuentran muchos obstáculos en sus caminos de persecusión de sus sueños.

"Yo no puedo ponerme en el lugar de ellos ni pensar por qué pueden haber caído, pero uno mismo es la única persona que puede construir su futuro, nadie lo va a construir por vos, así es la vida. Depende de uno. Uno tiene que trabajar y ser responsable para el futuro", concluyó Ibrahima Sow, un luchador que promete dar que hablar y deslumbrar en el fútbol salteño cuando regrese la competencia liguista.

MIRÁ el VIDEO.

 

¿Compartís la nota?