INTERNACIONAL

#Coronavirus

Abrieron las aulas en Francia, pese a ser uno de los países más castigados por la pandemia mundial

Pese al riguroso protocolo sanitario, la vuelta paulatina a la clases presenciales en Francia llevó a la reapertura del 80% de las escuelas primarias del país y a la del 90% de los colegios secundarios de las zonas con menor circulación.

Reabrieron las escuelas en Francia, allí donde se prioriza la educación
Reabrieron las escuelas en Francia, allí donde se prioriza la educación

Pese al riguroso protocolo sanitario, la vuelta paulatina a la clases presenciales en Francia llevó a la reapertura del 80% de las escuelas primarias del país y a la del 90% de los colegios secundarios de las llamadas zonas verdes -con menor circulación del coronavirus-, informó el Ministerio de Educación de ese país.



Desde el pasado 11 de mayo, se reabrieron gradualmente las primarias de todo el territorio, donde cerca de 1.350.000 de niños y unos 200.000 maestros volvieron a las aulas, lo que supone el 20% del total de los alumnos y el 55% del personal docente a nivel nacional, precisó la cartera.

En tanto, el pasado lunes se reanudaron las clases en los secundarios, pero sólo para los estudiantes de 11 a 13 años y en las áreas donde la circulación del virus era menor.

Según el reporte oficial, 280.000 alumnos retornaron a los colegios en esas zonas, alrededor del 30% del total, mientras que también lo hizo el 55% de los profesores, unos 76.500.

El regreso a las aulas, voluntario para los alumnos, se hizo bajo un estricto protocolo sanitario que supuso la implementación de una serie de medidas de prevención, higiene y seguridad para evitar los contagios por COVID-19.

De hecho, a la mínima sospecha de infección, los establecimientos son nuevamente cerrados por precaución.

Eso sucedió con un centenar de escuelas primarias desde el inicio de la reapertura, en las que se detectaron casos de coronavirus entre el personal o los alumnos, ya sea del propio recinto o de centros vecinos.

Entre las medidas implementadas, destacan el lavado de manos regular, el respeto de la distancia social y el uso obligatorio de tapabocas para los docentes de todos los niveles y, en el caso de los estudiantes, sólo para los de secundaria.

Las instituciones también tuvieron que readaptar sus espacios para respetar las distancias de seguridad, reducir la asistencia a clases a dos días por tener que limitar los grupos de alumnos a entre ocho y 15 por aula, diferir los tiempos de recreo y desinfectar las instalaciones a diario.

Más allá de todas estas precauciones, gran parte de las familias y del profesorado no ocultan la angustia que les provoca el retorno a las aulas.

Un 82% de los educadores y un 81% de los padres se dicen "preocupados" por esta vuelta, según una encuesta realizada por el sindicato docente SNUipp-FSU, el mayor del país.

Fuente: Agencia EFE.




 

¿Compartís la nota?