INTERNACIONAL

#COVID19

Uno de los países del mundo más castigados por el coronavirus ya le dijo adiós al barbijo

Decretaron el fin del uso obligatorio del tapabocas al aire libre y el domingo levantarán el toque de queda y las restricciones porque mejoró la situación sanitaria de ese lado del mundo.

En Francia ya le dijeron adiós a la obligatoriedad del uso del barbijo al aire libre, salvo contadas excepciones
En Francia ya le dijeron adiós a la obligatoriedad del uso del barbijo al aire libre, salvo contadas excepciones

Francia eliminó este jueves el uso obligatorio del tapabocas al aire libre, restricción que sólo seguirá vigente en encuentros muy numerosos, lugares muy concurridos o estadios, en otro paso del proceso de relajamiento de las medidas contra el coronavirus, que también incluirá el levantamiento del toque de queda a partir del domingo, anunció el primer ministro francés Jean Castex.

Estas decisiones se tomaron porque la situación sanitaria "mejora más rápido de lo que habíamos previsto", explicó el primer ministro, tras una reunión del Consejo de Defensa y del consejo de ministros.

Con este anuncio, Francia se suma al grupo de países como Israel o Estados Unidos, que debido a su alta tasa de de vacunación, ya decretaron que sus ciudadanos no tienen que utilizar los tapabocas en la calle.

La semana pasada, Dinamarca se convirtió en el primer país europeo en eliminar el uso obligatorio de tapaboca en interiores, salvo para el transporte público, y el lunes el ministro de Salud federal alemán, Jens Spahn, también se pronunció a favor del fin gradual de los barbijos obligatorios.

En Austria tampoco es obligatorio llevarlos en espacios exteriores, y a partir del 1 de julio, si la situación epidemiológica es favorable, tampoco será necesario en los interiores, mientras Bélgica dejó atrás la obligación de utilizarla en espacios abiertos el pasado 9 de junio.

En Francia, el Gobierno tomó esta decisión cuando los nuevos casos de Covid-19 llegaron a 3.200 el martes, el nivel más bajo desde agosto de 2020.

Castex anunció además que 35 millones de franceses estarán totalmente vacunados a finales de agosto, es decir, algo más de la mitad de la población.

El martes, las autoridades francesas también anunciaban que la campaña de inmunización masiva contra el coronavirus sumaba a los menores de 18 años, que deberán contar con la autorización de sus progenitores para poder administrarse la dosis.

Por otra parte, el ministro de Salud, Olivier Veran, alertó sobre la rápida propagación de la variante india Delta en Francia, e indicó que entre el 2% y el 4% de los tests que dan positivo corresponden a esa mutación.

El martes, al menos 30,7 millones de franceses habían recibido al menos una dosis y 16,7 millones estaban totalmente vacunados.

Actualmente, el país cuenta con una incidencia de unos 43 casos por cada 100.000 habitantes a nivel nacional.

Fuente: Agencia Télam.

 

¿Compartís la nota?