INTERNACIONAL

Mundo insólito

[VIDEO] Existoso viaje del hombre más rico del mundo al espacio: fue solo por 10 minutos y pagó una fortuna

Lo del magnate no fue solo un capricho: afianzó su plan para impulsar el turismo espacial con su empresa Blue Origin.

Jeff Bezos, rodeado por sus tres acompañantes en su "paseo" al espacio
Jeff Bezos, rodeado por sus tres acompañantes en su "paseo" al espacio

El hombre más rico del mundo, Jeff Bezos, logró completar un exitoso viaje al espacio en su propio cohete, en el que fue acompañado por tres pasajeros, entre ellos las personas con mayor y menor edad en abandonar la atmósfera terrestre hasta el momento, y afianzó su plan para impulsar el turismo espacial con su empresa Blue Origin.

El dueño de Amazon despegó desde Texas a bordo del New Shepard y por algunos minutos pudo divisar el esplendor del planeta Tierra desde el espacio exterior.

A los 10 minutos, ya estaba de vuelta en el suelo estadounidense.

En su corto periplo, Bezos fue acompañado por su hermano Mark; la aviadora Wally Funk, quien a sus 82 años se convirtió en la astronauta más vieja de la historia; y el estudiante holandés Oliver Daemen, de 18 años, convertido en la persona más joven en realizar la travesía.

El multimillonario, de 57 años, fundó la compañía en 2000 con el objetivo de construir eventualmente colonias espaciales flotantes con gravedad artificial donde millones de personas puedan trabajar y vivir.

El cohete New Shepard había realizado anteriormente 15 vuelos sin tripulación para ponerlo a prueba y testear sus mecanismos de seguridad.

Este martes, con todas las miradas puestas en el dispositivo, la cápsula se separó de su propulsor y, una vez arriba, los astronautas se desabrocharon y experimentaron la ingravidez durante unos tres minutos.

La nave espacial alcanzó su punto máximo a 106 kilómetros de altitud, lo que permitió a los miembros de la tripulación admirar la curvatura del planeta y la oscuridad del resto del universo.

El propulsor regresó de forma autónoma a una plataforma de aterrizaje justo al norte de su lugar de lanzamiento, mientras que la cápsula volvió a la Tierra en caída libre con tres paracaídas gigantes y, finalmente, un propulsor, para un aterrizaje suave en el desierto.

Después de aclimatarse durante unos minutos, Jeff Bezos salió del New Shepard y, rodeado de periodistas, celebró el logro.

El histórico hecho fue transmitido en vivo por la compañía Blue Origin, que apuesta a continuar con su intención de impulsar el turismo espacial.

La pasajera Wally Fank, además de llamar la atención por su edad, también sobresale por una historia particular cargada de tenacidad, enmarcada también en la lucha por la igualdad de género.

De verdadero nombre Mary Wallace, nació en Las Vegas, un pueblo homónimo a la ciudad de los casinos situada en Nuevo México, en 1939, y su pasión por la aviación comenzó a una edad muy temprana.

Wally ya formó parte en su momento del proyecto Mercury 13, un pionero grupo de mujeres astronautas que se preparó para ir al espacio en los años 60.

A pesar de que superaba en experiencia a los hombres, la NASA les impidió volar.

 

¿Compartís la nota?