POLICIALES

Inseguridad en el Norte

Asaltaron a un bagayero en su domicilio y se llevaron coca y cigarrillos

Además lo golpearon en la cabeza. Los ladrones estaban fuertemente armados.

Asaltaron a un bagayero en su domicilio y se llevaron coca y cigarrillos

En el norte de la provincia la gente no solo padece la pandemia del coronavirus, también sufre por la inseguridad que a diario irrumpe en sus vidas. El miércoles último un bagayero fue sorprendido en su domicilio por varias personas que le dijeron eran de Drogas Peligrosas e ingresaron a su casa y, tras golpearlo, se llevaron varios kilos de hojas de coca y paquetes de cigarrillos.

El hecho ocurrió cerca de las 22 en la vivienda ubicada en la avenida San Martín y Las Voces de Orán, en San Ramón. Según el dueño del domicilio, al menos ocho personas ingresaron a su casa señalando que eran de la división Drogas Peligrosas, se desplazaban en una camioneta verde. Antes de irse y según el relato del joven de 28 años, lo golpearon en la cabeza.

Los investigadores comenzaron a seguir las pistas de los presuntos asaltantes, lograron detectar que en la casa de un ladrón, a quien conocen como Piyo Rojas, se encontraban varios hombres reunidos y con armas de fuego en su poder, según un testigo habrían descendido de una camioneta verde. Se trasladaron hasta el lugar y antes de ingresar algunos se dieron a la fuga, los uniformados detuvieron a tres sujetos.

Además de los involucrados los efectivos secuestraron una importante cantidad de armas: una tipo revolver calibre 38 con seis cartuchos, una escopeta recortada marca Remington, revolver calibre 22, una pistola 9 mm, un auto Renault Laguna, tres tambos de hojas de coca, cinco bultos de cigarrillos marca Rodeo y dos motocicletas ambas de 150.

Los policías volvieron a entrevistarse con el damnificado quien les dijo que no iba a hacer denuncia por temor a represalias. "Prefiero perder la mercadería y no a un familiar", sostuvo. El bagayero dijo que le robaron al menos 10 tambos de hojas de coca, 10 cajas de 50 atados de cigarrillos y recibió dos culetazos en la cabeza. Desde la fiscalía interviniente ordenaron el secuestro de toda la mercadería, identificación simple de los implicados y que los sabuesos prosiguieran con las pesquisas a los fines de encontrar a los fugados y el resto de la mercadería.

FUENTE: EL TRIBUNO

¿Compartís la nota?