POLICIALES

Una historia de película

ATRAPARON en SALTA al ASESINO y VIOLADOR más BUSCADO del PAÍS, que MATÓ para FINGIR que estaba MUERTO

Asesinó para cobrar un seguro, violó a una menor, se fugó varias veces y su derrotero concluyó en nuestra provincia, donde hoy lo detuvieron.

Imagen de archivo
Imagen de archivo

Este jueves cayó en Salta Carlos Marcovich, tal vez el prófugo más buscado del país. Fue hallado en nuesra provincia, donde vivía lo más campante con su nueva pareja, y bajo un nombre falso.

En 2003 quemó vivo a un hombre y le puso sus documentos para fingir su propia muerte. Se fugó tras la condena, cayó en 2009, le dieron domiciliaria, violó a una menor y se volvió a fugar.

Como su historial delictivo digno de Hollywood, Marcovich fue hallado de una manera increíble: durante su fuga formó una nueva pareja con quien vivía en la provincia vecina bajo un nombre falso, pero una familiar de la mujer habría buscado sus datos en Google y se dio con su terrorífico prontuario. Le contó todo a la actual novia del criminal y esta última entonces lo denunció ante la Policía, indica La Gaceta de Tucumán.

Su historial delictivo comenzó 20 años atrás, cuando la Policía encontró un auto incendiado y un cuerpo incinerado en su interior, camino a La Aguadita. Por los documentos que se encontraron en el lugar, se trataría de Carlos Marcovich, de 43 años, empleado del Siprosa y de una empresa de medicina prepaga.

Pero después se supo la verdad: había quemado vivo a Juan Carlos Carrizo, de 42 años, un vagabundo conocido y querido por los vecinos del barrio de La Ciudadela, para simular su propia muerte y cobrar un seguro de vida de unos $ 10.000 con el que pretendía saldar sus deudas.

Marcovich fue condenado a prisión perpetua. Después de varios años (no se pudo establecer cuántos), por padecer una enfermedad terminal, se le concedió un arresto domiciliario. Se fue a vivir a la casa de una mujer con la que tenía una relación sentimental, en Banda del Río Salí. Pero en 2017 esta lo acusó de haber violado a su nieta, menor de edad, y el hombre desapareció.

Fuente: Contexto Tucumán.

¿Compartís la nota?