POLICIALES

Justicia

Quieren darle prisión domiciliaria al ex policía imputado por intentar secuestrar a una menor en el centro

Fue detenido en cercanías al Convento San Bernardo luego de darse a la fuga y ser perseguido por un joven amigo de la familia de la menor.

Quieren darle prisión domiciliaria al ex policía imputado por intentar secuestrar a una menor en el centro

José Emiliano Leguizamón Benítez está detenido en Alcaidía desde el 30 de noviembre del 2021, día en el que intentó raptar a bordo de su camioneta Toyota último modelo a una niña de 13 años en inmediaciones al Hogar Escuela. Fue detenido en cercanías al Convento San Bernardo luego de darse a la fuga y ser perseguido por un joven amigo de la familia de la menor.

Durante estos más de 13 meses, el acusado intentó por distintos mecanismos acceder al beneficio de la prisión domiciliaria, pedido que le fue denegado por estar latente el peligro de fuga, teniendo en cuenta que la acusación conlleva una posible condena de varios años de prisión efectiva.  A esto se suma que aún faltan incorporar al expediente, que se tramita en la Sala VII del Tribunal del Juicio, las pericias psicológicas y psiquiátricas que le realizaron a la menor en cuestión.

 

Es ahora que, en Feria Judicial, el juez del Tribunal de Impugnación, Eduardo Barrionuevo, hizo lugar al pedido de prisión domiciliaria para Benítez bajo la excusa de que hace más de un año no tiene contacto con su hija, fruto del matrimonio con una docente que ofreció un inmueble como caución, pero que el mismo no cumple las condiciones para ser aceptado ya que está inscripto como bien de familia. 

 

A esto se suma que el detenido es un ex miembro de la fuerza policial, lo que hace que el pedido de prisión domiciliaria, a semanas del juicio previsto para abril de este año, fuera aún más cuestionable. Además, no cuenta con problemas de salud graves que pudieran hacer que se tenga algún tipo de consideración a la hora de concederle este beneficio, el que es denegado, generalmente, al común de la gente. Cabe remarcar que es el Tribunal de Juicio Sala VII el que queda con la última palabra para concederle o no el beneficio al acusado quien, por el momento, sigue sin cumplimentar los requisitos para la caución real.

¿Compartís la nota?