SALTA

Pudo ser una tragedia

Choque del tren: Faltaban banderilleros, pero si hubo bocina

Desde Trenes Argentinos aseguran que se vienen realizando pruebas todos los días para que la gente se vaya “habituando”. 

Choque del tren: Faltaban banderilleros, pero si hubo bocina

Silvia Thomas, de la Regional Salta de Trenes Argentinos, habló con DNI y confirmó que los viajes de pruebas que realiza el Tren Urbano hacia el Valle de Lerma se vienen realizando de forma diaria desde hace varias semanas; y habló de cómo se desempeñan las tareas diariamente.

“Venimos circulando desde hace varios meses por la puesta en marcha a Quijano. Salimos todos los días y hacemos el recorrido para que la gente se vaya habituando. Venimos circulando desde diciembre” manifestó Thomas y agregó que, respecto a este accidente, la bocina de la unidad ferroviaria funcionaba correctamente y fue activada por el conductor debidamente.

Al ser consultada por las prevenciones en los paso a nivel, mencionó que tanto para el tren que va a la localidad de General Güemes, como para el que circula al Valle de Lerma, hay destinados banderilleros, aunque no en todos los cruces vehiculares. Hacia zona norte, el paso de calle Arenales es generalmente custodiado por personal de Tránsito o Policía Vial. En este caso, el banderillero más próximo estaba sobre calle Leguizamón, a unos 30 metros del cruce en Ibazeta donde ocurrió el siniestro. Sobre esta última calle, no hay dispuesto personal.

Respecto a la participación de personal de Tránsito y policial en los cruces, Thomas aseguró que el compromiso de cobertura se comenzará a realizar una vez que se ponga en funcionamiento el transporte de pasajeros. “Tienen el horario de la pasada por cada paso a nivel y que estamos corriendo (circulando). Las garantías que tenemos que tener es cuando tengamos pasajeros. 

Al ser consultada por el estado de la bocina del tren, mencionó que la misma está en funcionamiento. “Se toca bocina siempre. Es más, como hay paso a niveles tan cercanos, el tren va tocando bocina desde que sale de la estación continuamente. El tren pasa con marcha reducida por la ciudad porque a veces hay gente sobre las vías. No puedo decir qué le pasó al colectivero, si escuchó o no escuchó. Se nota que no frenó para mirar si venía el tren. Están los carteles de Cruz de San Andrés, de PARE. Había estacionada una bicicleta que esperaba que pase el tren y el colectivo pasó igual. No puedo decir lo que vivió ese señor, pero tienen que aprender que cuando hay una Cruz de San Andrés y un cartel de PARE, tienen que parar” afirmó.

La unidad que fue partícipe del accidente, es la misma que se iba a utilizar para realizar el primer servicio de transporte de pasajeros que por ahora no tiene fecha de inicio. Ahora deberá ser inspeccionado meticulosamente por los mecánicos para determinar si puede o no circular.

¿Compartís la nota?