SALTA

Los mandó a laburar

El CHAQUEÑO PALAVECINO, muy "CALIENTE", RETÓ feo en la CARA a DOS INTENDENTES SALTEÑOS por su DESIDIA

El popular artista folclórico también fue víctima de la falta de gestiones y obras de los jefes municipales del interior salteño: pasó una odisea en los Valles y se le quedó el auto. "A ver si se ponen las pilas", les dijo cara a cara y ante cientos de personas.

El Chaqueño Palavecino, muy enojado con los intendentes de Cahi y Molinos por la falta de obras
El Chaqueño Palavecino, muy enojado con los intendentes de Cahi y Molinos por la falta de obras

Como ya venimos contándote en DNIsalta.com desde hace tiempo, la indiferencia, la desidia, la inoperancia y la falta de gestión y de obras de muchos intendentes y legisladores salteños, es una constante de años, y los vecinos lo sufren. Pasa en Campo Quijano y en Iruya, pasó en Rosario de Lerma y ni que hablar en el norte y el noreste, donde la situación de emergencia y pobreza es crítica.

Pero los Valles Calchaquíes no son la excepción, en especial Cachi, Molinos, y también Angastaco, donde el estado deplorable de la Ruta Nacional 40, que comunica y atraviesa esas localidades turísticas y conecta también entre ellas. Cientos de vecinos de diferentes localidades y parajes que deben trasladarse de urgencia periódicamente son afectados, más aún en tiempos de lluvias, pero también los turistas, los agentes principales de aquel ítem que tanto quiere cuidarse y preservarse en la Salta turística, y por aquello que suelen "chapear" los funcionarios de turno.

Lo cierto es que muchos son los que sufren, pero su eco pocas veces llega y a los ocasionales intendentes eso parece no moverles la aguja. Y tiene que aparecer un referente de opiniones, un artista popular y voz de miles, para que la falta de gestiones y obras de los jefes municipales pueda trascender.

Y el que alzó la voz esta vez fue el Chaqueño Palavecino, que el pasado fin de semana actuó en el Festival de la Tradición Calchaquí en Cachi. Vecinos de la zona y turistas presentes en el festival le contaron a la redacción de DNIsalta.com algo que no debe pasarse por alto, y que seguramente causó mucho impacto entre quienes deben mejorar las condiciones de los vecinos.

Aquel sábado, el Chaqueño subió al escenario alrededor de las 2:30 de la madrugada. Con el semblante pálido y el rostro evidenciando signos de cansancio, desplegó con todas sus fuerzas que lo caracterizan su show, pero estaba muy fastidioso y enojado, con justa causa.

Y en su primer pausa en medio de sus canciones, ante miles de espectadores, el Chaqueño aprovechó la presencia en el predio, y como no podía ser de otra manera, en primera fila, de los actuales intendentes de Cachi y Molinos, Américo Liendro y Walter Chocobar, respectivamente, y los increpó y los retó cara a cara, en vivo y en directo, visiblemente enojado, ante miles de espectadores, que lo aplaudieron por su mensaje cuestionando a los jefes municipales, tanto como a sus canciones.

Además, aprovechó para "retar" a los dos, teniendo en cuenta que la Ruta 40, intransitable y desastrosa, involucra a ambas localidades linderas, y porque justamente este fin de semana, desde este viernes, le tocará a Molinos organizar su evento veraniego, el Festival Nacional del Poncho. Y el Chaqueño habló por miles de salteños, pero también alzó su voz por los colegas, ya que él no formará parte de la grilla del festival de Molinos, como sí formó de la de Cachi, donde tuvo que padecer una odisea en la ruta.

“Aprovecho la oportunidad que los tengo a los dos frente mío (los intendentes Liendro y Chocobar) y les pido que se pongan las pilas y pavimenten y arreglen la Ruta Nacional 40, que no está en condiciones”, se despachó en medio del festival de Cachi muy molesto el Chaqueño Palavecino, para luego seguir descargando su enojo ante las autoridades.

“Nos llenamos la boca hablando de la Ruta Nacional 40 , pero no está en condiciones y no está bueno que sea así”, se despachó, para luego agradecerle a una señora de nombre Susana, quien asistió al artista popular en plena Ruta 40 camino a Cachi, cuando el Chaqueño, que viajaba en su vehículo particular, sufrió la pinchadura de un neumático y tuvo que detenerse a cambiarlo en el medio de la nada. Horas más tarde, y cansado por el trajín, brindó un show con el profesionalismo de siempre, pero se dio el gusto de "tirarles las orejas" en vivo a los intendentes de Cachi y Molinos.

Ahora, se viene el Festival de Molinos a partir de mañana, y en caso de lluvia, para muchos turistas o pobladores de las localidades de los alrededores, como Animaná, Angastaco, San Carlos o Cafayate, será una odisea llegar a Molinos, y también para los que se lleguen desde nuestra capital.

Lo cierto es que camino a Cachi, el camino está destruido. Américo Liendro está iniciando su segunda gestión como intendente de mencionada localidad, tiene 4 años más por delante y su falta de gestión es evidente: no hay cambios ni avances

Ahora, este tema toma relevancia por tratarse del Chaqueño, un referente popular, pero este es un drama que sufren muchos viajantes y vecinos de los poblados de los Valles Calchaquíes casi a diario, más en tiempos estivales y de lluvias. Y en estos tiempos, así recibimos también a los turistas en tiempos de festivales, a aquellos que vienen en auto, vía terrestre, y regresan a sus lugares de origen con el auto roto, porque es intransitable esa zona.

Las cuotas de responsabilidades por esta desidia e inacción no solo les caben a los administradores de los municipios de Cachi y Molinos, sino también a otro gran responsable: el ex intendente de Angastaco, Ramón Díaz, hoy asegurándose un lugar de privilegio en la Legislatura desde una cómoda silla de diputado, quien estuvo a cargo de la comuna por largos 20 años y que en dos décadas nunca hizo nada para mejorar los caminos.


 

¿Compartís la nota?