SALTA

Son honestos, no la caretean ni hablan para "la tribuna"

El "CHAVO SALTEÑO" quiere ser CONCEJAL y prometió DONAR la mitad del sueldo ante un ESCRIBANO

Se trata de un hombre común que hace solidaridad desde la humildad. Junto a él, otro ciudadano común, Juan Pastrana. Ambos recorren los hospitales y las calles de los barrios más humildes más que cualquier funcionario y están dispuestos a cambiar los paradigmas de la política y dedicarse a ayudar, desde adentro.

Luis "El Chavo salteño" Di Stéfano y Juan Pastrana, en el #DebateDNI del domingo se presentaron en sociedad
Luis "El Chavo salteño" Di Stéfano y Juan Pastrana, en el #DebateDNI del domingo se presentaron en sociedad

Son salteños humildes, sin pomposidades, sin estridencias. Llegaron al estudio televisivo de DNI con ropajes humildes, sin dobles discursos y con una idea clara: quieren ser concejales y desde su lugar jerárquico en una banca ayudar a los salteños como lo hicieron toda la vida, en los hospitales, en los barrios. Ellos recorrieron y conocen las necesidades como pocos, son honestos y quieren ayudar desde otro lugar.

Uno es Luis Di Stéfano, quien es conocido en Salta como el imitador de "El Chavo del 8", utilizando su misma vestimenta y caracterizado con el personaje de Roberto Gómez Bolaños recorre los hospitales de todo el país utilizando la terapia de la risa para alegrar a niños enfermos. El otro es Juan Pastrana, un referente barrial de la zona de San Lorenzo y Atocha que conoce como pocos las necesidades de los hermanos salteños. Y desde su lugar desde hace dos años ayuda a gestionar ayudas para quienes más lo necesitan. Ambos quieren ser concejales.

Luis llegó al #DebateDNI para mostrar sin "caretas" ni poses su simple carta de presentación. Y a través de una escritura pública con un escribano realizó una declaración jurada en la que se compromete, en caso de ser electo, donar el 50 por ciento de su sueldo de concejal para hospitales, comedores comunitarios y asilos de ancianos.

Luis no es un "Chavo" cualquiera o un hombre que se disfraza para lucrar. Es el único en el mundo en tener la expresa autorización del hijo de Roberto Gómez Bolaños, "Chespirito", para usufructuar al entrañable personaje mexicano con fines meramente solidarios. Y así Luis recorrió, regalando una sonrisa, todos los hospitales públicos desde Jujuy hasta Ushuaia, mucho más que lo que puede haber recorrido cualquier funcionario salteño del área de Salud. Y conoce los pesares de la gente, la crisis sanitaria y las necesidades.

“Yo respeto, cada uno tiene su política. En el hospital de Niños de Santiago del Estero me llaman, me esperan. Pero en el Materno Infantil no me dejan entrar", contó Luis, para luego referirse a sus ganas de candidatearse. “Tengo una página llamada Ayudemos a Ayudar. Aparte de recorrer hospitales, también lo hago con asilos de ancianos, comedores escolares de todo el país. Llevo 15 años realizando este trabajo, tengo hoy 43. Hago changas, trabajo en lo que se me de, sé hacer de todo y no vivo de la solidaridad", aclaró el "Chavo" salteño.

"Yo vine al mundo a ayudar a las personas, no vine a llenarme los bolsillos, porque todo va a quedar acá en la tierra. Somos seres humanos y nos vamos a ayudar, uno a otro. Por eso decidí que, por si se me da la oportunidad, fui a un escribano público, hice una declaración jurada, donde yo voy a donar el 50 por ciento de mi sueldo de concejal si llego a ser electo para ayudar a hospitales, comedores escolares, asilos de ancianos. Lo mío no es de palabra. En vez de hablar de política y políticos, no tengo nada contra nadie, me gustaría que entre todos sumemos y tiremos todos juntos el carro. Hace falta trabajar por la gente y estar debatiendo por si yo ayudé a sultano, a fulano. Yo tengo otra clase de política, la del corazón", se despachó Luis, haciendo emocionar a todos los funcionarios políticos que hicieron un alto en los debates estridentes de siempre, para escucharlo, en el estudio de DNI en Canal 10.

Este entrañable personaje salteño dejó además en claro cuáles son sus objetivos concretos: "Son dos años de gestión como concejal, mi idea es llegar a 24 merenderos o comedores infantiles. En la actualidad estoy ayudando a una nena de San Antonio de Los Cobres, voy a volver a ayudar a Maxi, el nene que llevé a Tinelli, hubo muchas promesas ahí que aún quedaron inconclusas", contó el "Chavo" salteño.

Juan Pastrana, otro ciudadano salteño común que quiere llegar a la política para potenciar su rol meramente solidario en su barriada, como referente social, también contó públicamente su intención.

"Soy vecino activo de San Lorenzo y la sudeste, siempre realizamos entre vecinos gestiones ante la falta de competencia de muchos funcionarios que se olvidan de dónde caminan. Hace dos años comenzamos a trabajar a través de gestiones y conseguimos muchas cosas para la gente: desmalezado, asistencia en áreas sociales", contó parte de lo que él hace por la gente desde hace años sin difusión.

Ellos son así. No la "caretean". No hablan para la "tribuna". Sienten y llevan la solidaridad en las venas y quieren llegar más lejos con su misión. Vos, ¿los votarías?
 

¿Compartís la nota?