SALTA

Contaron su tormento en el estudio de DNI

El DRAMA de una FAMILIA SALTEÑA: su HIJO se SUICIDÓ y piden REABRIR la CAUSA. Dudan de los motivos.

Víctor Rolando Tevez tenía 20 años, era bombero voluntario y su muerte hace dos años en el cuartel hasta el día de hoy es un misterio. Sus padres, desesperados, apuntan contra el jefe del cuartel de Rosario de Lerma y el fiscal que cerró la causa.

Carlos Tevez y señora, los padres del joven muerto en el cuartel de Bomberos en 2017, contaron su verdad en el estudio de DNI
Carlos Tevez y señora, los padres del joven muerto en el cuartel de Bomberos en 2017, contaron su verdad en el estudio de DNI

Víctor Rolando Tevez era un joven lleno de vitalidad, con toda la vida por delante, con un manojo de sueños e ilusiones, con ansias de superación y con una noble vocación: ser bombero y salvar vidas. Paradójicamente, en ese que era su "lugar en el mundo", el cuartel de bomberos "Hernando de Lerma" de la localidad de Rosario de Lerma, Víctor murió en septiembre de 2017 tras desplomarse desde las alturas del reducto donde el personal realizaba sus prácticas.

La causa se cerró como suicidio. Pero sus padres exigen que se reabra porque aseguran que no fue un simple suicidio y que la muerte de su hijo fue inducida.

Carlos Tevez y su señora se llegaron este lunes desde Rosario de Lerma al estudio de DNI en Radio Salta, acudiendo a nuestro medio como esperanza para que se haga justicia con su hijo. Desconsolados, pero aún con fe, entre lágrimas, pidieron que la causa por la muerte del joven Víctor se reabra.

La causa fue caratulada como "suicidio" y archivada por el fiscal Ramiro Ramos Ossorio. Y los padres de Víctor piden que vuelva a investigarse, que llamen a los testigos que se encontraban en el momento de su muerte, y apuntan contra el jefe del cuartel de Bomberos del lugar, a quien mencionan como Serafín Corregidor.

Víctor aquella noche se desplomó del tinglado de la sala donde los bomberos suelen realizar sus prácticas, antes de permanecer alrededor de 4 horas arriba exigiendo explicaciones al mencionado jefe, quien, según relatan los padres del fallecido, lo había suspendido 15 días por lo que ellos califican como una "injusticia". Y posteriormente fue despedido, al volver de su suspensión, sin explicación alguna, previa discusión acalorada del cesanteado con el jefe del cuartel.

Según contaron los padres de Víctor Tevez en vivo en el estudio de DNI, ni el jefe de bomberos ni los presentes (entre ellos policías, personal del 911, un enfermero y los compañeros del muchacho) hicieron nada en 4 horas para salvarlo y evitar su muerte.

“El fiscal Ramiro Ramos Ossorio la cerró sin ninguna investigación, sin llamar a los testigos. No nos dio oportunidad de dialogar con él. No nos quiso recibir en Ciudad Judicial, tampoco en la fiscalía de Rosario de Lerma, no nos dieron audiencia por falta de tiempo. Pasaron 3 fiscales por la causa, los 2 fiscales de Rosario se excusaron diciendo que no tenían competencia, que la tenía Ramos Ossorio, quien cerró la causa", comenzó explicando Carlos, padre de Víctor, para luego explicar el supuesto motivo de la suspensión de su hijo del cuartel, en aquel fatídico 2017.

“Lo suspendieron 15 días porque habían unas mangueras rotas y el jefe de mala manera lo culpó a mi hijo de romperla. Él le dijo que esas mangueras ya estaban en desuso y su jefe no lo quiso entender. El jefe tenía costumbre de acarrear chatarra y llevar al cuartel. Lo insultó y lo provocó a mi hijo. Cuando volvió de los 15 días le dijo que no pertenecía más al cuartel, lo echó sin ninguna explicación. Le manda a decir con una compañera que estaba dado de baja. Él adoraba lo que hacía, dejó de estudiar para ser bombero", contó Carlos entre lágrimas, embargando de emoción el estudio de Radio Salta.

La madre de Víctor también reclamó justicia: “Buscamos que nos digan la verdad, queremos justicia, que la muerte de nuestro hijo no quede como uno más, no fue un joven cualquiera, fue un bombero que dio todo, que se iba sin comer con las zapatillas rotas, que nunca tuvo el mameluco. No entiendo por qué dicen que fue un suicidio, a él lo impulsaron a suicidarse porque nadie lo escuchó", acusó, para luego relatar lo que supuestamente pasó esa noche con su hijo.

"Su compañera nos contó que Víctor pedía que salga el jefe del cuartel para darle explicaciones de por qué lo había despedido. Este hombre estaba adentro de la oficina, se metió y no salió más. La oficina de este señor está a dos metros de donde ocurrió la tragedia de mi hijo. Estuvo el camión, la escalera, el 911, los compañeros, personal de la Comisaría 14 y nadie hizo nada, pero este señor no tuvo la humanidad para decir ‘salvemos a este joven’", contó la señora, a lo que el padre del joven aportó:

“Estuvo 4 horas mi hijo arriba del tinglado, a metros de la oficina de su jefe. En ningún momento dijo que se iba a suicidar, lo único que pedía era que el jefe salga y le explique delante de la Policía y todos los presentes por qué le había dado la baja. Él cuando se enteró que le dieron la baja en el cuartel de Bomberos estaba abatido, porque pensó que no podía ingresar a la Armada ni a ningún lado, él sentía la desesperación de que se le iban a cerrar todas las puertas. Por otro lado, por el amor que él sentía por ser bombero, para él fue una frustración. Y llamó la atención trepándose y subiendo arriba y estuvo 4 horas pidiendo que salga el jefe. Estuvieron todos cuatro horas mirando y el jefe, que está preparado para salvar vidas, no salvó la de mi hijo. Al final Víctor sí amenazó y en ese momento se le adormeció el brazo, no aguantó más y se cayó”, relató Carlos con crudeza.

“El jefe tiene el título de comandante en jefe mayor de bomberos, que creo que no se lo dan a cualquiera, ese título le dan a una persona que está preparada para salvar vidas, física y psíquicamente. ¿Por qué no actuó? Él justifica diciendo que se mató por violento y mi hijo nunca fue violento", defendió Carlos la memoria de su hijo muerto.

"Su jefe tiene antecedentes. No entendemos por qué no lo apartaron desde un primer momento del cuartel. Le dieron libertad hasta ahora. Todavía tiene la libertad de insultar a otro de nuestros hijos, que cuando lo ve en la calle lo insulta, lo amenaza. A nuestra otra hija también, cuando la ve, dentro del colectivo la insulta, la amenaza, la provoca", acusó el padre de Víctor.

"Nunca nos avisaron lo que pasaba, nos avisaron recién cuando nuestro hijo ya estaba muerto. Y tenían cómo comunicarse con nosotros. Víctor le dijo a su hermana ‘guardame comida que yo voy a una emergencia y vuelvo’. Nos fueron a buscar los bomberos de Cerrillos, pero los de Rosario no hicieron nada. Tras la muerte y en todo este tiempo, el fiscal no llamó a los testigos, a los compañeros de Víctor. Tras lo que pasó, se retiraron todos los compañeros de mi hijo del cuartel, no siguieron más. Tampoco quieren hablar porque los amenazaron, y yo los entiendo", comprendió un padre acongojado.

Carlos contó, según lo que él pudo averiguar, que "anualmente el Estado le da de subsidio al cuartel de Rosario de Lerma de un millón de pesos. El año que falleció mi hijo les dieron 2 millones de pesos, nos mostraron en Defensa Civil. La causa quedó cerrada como suicidio. Yo como padre lo único que quiero saber es por qué mi hijo se subió arriba, que me lo explique el fiscal. El anterior Procurador General de la Provincia no nos recibía, con el actual (Abel Cornejo) aún no nos hemos entrevistado".

La madre del muchacho también aseguró que "no nos devolvieron la ropa de Víctor ni su celular. Mientras yo estaba velando a mi hijo, su jefe estaba haciendo de las suyas en el cuartel, juntando todas las ropas: las llevó al río, las quemó, le dieron todo lo que necesitaba para deshacerse de las cosas de Víctor y los demás chicos. Hubo una muerte dentro del cuartel y no tendrían que haberle permitido a este señor seguir estando adentro del cuartel. Le dieron toda la libertad para que haga lo que él quiso".

"Los chicos pasaron muchas cosas, vieron muchas cosas, no tenían un psicólogo para que los vea. No tenían dónde dormir, a la comida había que llevarles envuelta en plástico para que no se la lleve el jefe a su casa", añadió.

También podés leer:

Una OBRA SOCIAL quiere COBRAR la totalidad de la PENSIÓN para afiliar a una MUJER DISCAPACITADA

Un MENOR MATÓ a PUÑALADAS a un JOVEN ¿Puede quedar LIBRE?

¿Compartís la nota?