SALTA

Salud en terapia intensiva

El Gobierno echó a otro gerente, pero no mejora la salud pública de Salta

Tras un incidente que pudo costarle la vida a una recién nacida, apartaron al titular del Papa Francisco; aunque la falta de médicos es un problema que el propio Gustavo Sáenz no soluciona.

El Gobierno echó a otro gerente, pero no mejora la salud pública de Salta

El lamentable nacimiento de una niña en la vereda del Hospital Papa Francisco ubicado en la zona sureste de la capital salteña, desnudó nuevamente uno de los problemas que aqueja al sistema de saslud pública de la provincia de Salta. La falta de médicos especialistas que pudieran atender a la mujer que llegó en trabajo de parto, generó que no fuera recibida en el nosocomio. Posteriormente, se darían otras versiones buscando supuestos culpables.

Daniel Mamaní, gerente del hospital hasta hace unas horas, fue quien advirtió que, al momento de la llegada de la madre, no había profesionales disponibles en el área de tocoginecología. Aunque la mujer pudo haber sido asistida por un médico de otra especialidad, resulta inadmisible que el ejecutivo provincial no destine profesionales que cubran todas las áreas necesarias para un hopital zonal como el Papa Francisco, destinado desde su inauguración para la cobertura de toda la zona sureste, del que dependen más de 26 centros de salud, desde barrios como Santa Ana, Villa Palacios, San Luis o La Isla (Cerrillos), solo por nombrar algunos de los más alejados.

GUSTAVO SÁENZ DESPIDE, PERO NO DA SOLUCIONES

Este lunes por la mañana, se conoció que desde el Gobierno de Salta, a través del Ministerio de Salud Pública, decidieron remover de su cargo de gerente al médico Daniel Mamaní, quien se encontraba al frente del nosocomio desde marzo del 2019, demostrando que, aunque se cambió de ministro en las últimas semanas, la política de Gustavo Sáenz sigue siendo la de "cortar por lo más delgado" ante el repudio social que causó la noticia de la niña nacida en la vereda; y no el de mejorar un sistema sanitario que no depende de las gerencias hospitalarias.

Anteriormente, el Gobernador hizo lo mismo en hospitales del interior provincial que, a pesar del cambio de mando, siguieron padeciendo las políticas del abandono desde Grand Bourg. Claro ejemplo es el hospital Juan Domingo Perón de Tartagal, en donde, desde que asumió Sáenz, se nombraron a 4 (cuatro) gerentes: Juan Ramón López en enero del 2020, Santiago Payo en marzo del 2021, Claudia Lorena Torres en Mayo del 2022 y Pedro Urueña en noviembre del 2022.

A pesar del cambio en la gerencia, el nosocomio no sufrió mejoras; de hecho fue deteriorándose en su atención debido a la falta de acompañamiento gubernamental que no designó médicos ni proveyó insumos o equipamientos para hacer frente a los distintos problemas sanitarios.
 

¿Compartís la nota?