SALTA

Quieren llegar a como dé lugar

El Gobierno trató de evitar que los pueblos originarios lleguen hasta la Capital

El Gobernador tuvo que asistir personalmente a Pichanal, donde se encuentra la marcha de los olvidados.

El Gobierno trató de evitar que los pueblos originarios lleguen hasta la Capital

Abrumados por la enorme cantidad de integrantes de los pueblos originarios que se dirigen hasta Salta para reclamar al Gobierno Provincial por los problemas que afrontan, es que desde el Ejecutivo Provincial se esbozo una tibia reacción.

El gobernador Gustavo Sáenz envió en primera instancia a una coordinadora a Pichanal, donde se encuentran apostados. Pero al ver que el ánimo de la gente no era el mejor y lo que en un principio era una marcha mínuscula que con el correr de los días creció exponencialmente envió a parte de su Gabinete.

Esto no fue suficiente y tuvo que ir en persona para dialogar con los caciques de las distintas comunidades que caminan desde el lunes hacia Capital.

Los integrantes de las comunidades no dieron el brazo a torcer y señalaron que seguirán camino a Capital para un encuentro con Sáenz en casa de Gobierno. Dijeron que si el Ejecutivo no les proporciona el transporte para llegar seguirán con la marcha a pie.

 

 

 

 se fue sumando a lo largo del trayecto se envió a una coordinadora de la Gobernación. Pero el enorme número obligó a dar la cara a algunos de los Ministros del Gabinete y así tratar de evitar que avanzaran más allá de la ciudad de Pichanal, donde se encuentran actualmente. La dura posición de las comunidades originarias obligó a que se produzca una reunión de caciques: el propio gobernador tuvo que asistir al lugar.
Tras una infructuosa encuentro, la voz de los originarios suena más fuerte que antes: anunciaron que seguirán camino para llegar a  Capital y desde el Ejecutivo Provincial se les ofreció realizar una mesa de diálogo. 
Lo que más preocupa por estas horas a los funcionarios es que están más cerca de lograr su cometido: que Salta vuelva a ser noticia a nivel nacional e internacional por la desidia y el desinterés en el que han sumido a esta parte de la población.
 

¿Compartís la nota?


Querés ver más de este tema:

Marcha histórica de originarios