SALTA

Lo dijo en comunicación con DNI

El intendente de ROSARIO de la FRONTERA NO se arrepiente de la FOTO con LEAVY, pero lo "RETÓ" por NO pisar su CIUDAD

Gustavo Solís es uno de los 40 intendentes que le brindó su apoyo al candidato a gobernador del Frente de Todos, pero aclara que decidió hacerlo antes de las PASO nacionales de agosto. Sin embargo, criticó al "Oso" por no haber pisado Rosario durante la campaña y que ahí "la gente se lo hizo notar".

La famosa foto de Leavy junto a los 50 intendentes salteños, después de las PASO nacionales. ¿Cuántos de ellos mantendrán su apoyo?
La famosa foto de Leavy junto a los 50 intendentes salteños, después de las PASO nacionales. ¿Cuántos de ellos mantendrán su apoyo?

Tras la rotunda victoria en las PASO nacionales de la fórmula Fernández-Fernández y de Sergio Leavy en su precandidatura para ser senador nacional en agosto pasado, casi unánimemente los intendentes salteños salieron rápido a buscar la foto y el apoyo de Leavy, que por ese entonces se perfilaba como potable vencedor en la contienda para la gobernación. Y fueron 40 los jefes municipales salteños que se colgaron del lomo del "Oso".

Uno de ellos fue Gustavo Solís, quien obtuvo este domingo una holgada victoria en su Rosario de la Frontera para renovar su cargo de intendente, quien aclaró en diálogo con DNI por Radio Salta que él había rubricado su apoyo y su ingreso al espacio de Leavy aún antes de las PASO nacionales. Y que como congresal del Partido Justicialista, el jefe comunal de Rosario de la Frontera aclaró que seguirá apoyando a Leavy, que no mutará ni se mudará a otro frente y que está convencido de lo que hace. Sin embargo, le hizo también una crítica fuerte al tartagalense.

“Yo cerré el acuerdo para sumarme al espacio de Leavy el 8 de agosto, luego que el 7 de agosto el partido al que yo represento, que es el Partido Justicialista, del que soy congresal, adhirió al Frente de Todos. O sea, acepté sumarme antes de las PASO, que fueron el 11 de agosto. Esto pueden consultarle a Leavy. De hecho había tenido otro ofrecimiento para tener otro tipo de candidatura, el cual no asumí, pero sí me sumé desde ese entonces. Yo no tomo las decisiones en términos personales, ser congresal de un partido implica la representación de muchos compañeros y dirigentes, y no por una conveniencia voy a tomar posiciones distintas. Entiendo que somos muchos los intendentes que lo acompañamos, la mayoría en una posición muy similar a la mía, otros por otros motivos, pero de los intendentes que yo conozco, la mayoría apoyó a Leavy por una posición muy similar. Está bueno podernos dar un lugar para que haya una nueva conducción en la provincia”, argumentó Solís.

El intendente de Rosario de la Frontera aclaró que el apoyo a Leavy sigue intacto, pero sin dejar de ser crítico con la campaña del candidato a gobernador del Frente de Todos. “El apoyo sigue. Yo te puedo hablar de mi caso. Leavy fue muy autocrítico con respecto a su campaña, vio que se subestimaron algunas cosas. Con respecto a los territorios, él casi no vino al sur en ninguna oportunidad, un poco movido por esa situación de que tenía tantos candidatos, internas y todo, que eso genera ciertas discordias, celos chiquitos, que a algunos afecta”, dijo el intendente.

“Todos saben que en un primer momento yo acompañé a Fernando Yarade, fui uno de los impulsores de la idea que él fuera nuestro gobernador. Cuando Yarade se bajó, el grupo de intendentes y dirigentes decidimos acompañarlo a Leavy. Estoy muy convencido en seguir trabajando por Leavy, creo que todavía se puede revertir la situación”, ratificó, para luego también despacharse.

“Yo como candidato a intendente dupliqué a Leavy en votos aquí porque a Leavy no lo conocen mucho en Rosario de la Frontera, no vino a hacer campaña. Yo lo que voy a hacer lo hablo cara a cara con el vecino, recorrí casi todo el territorio de Rosario, esa es la diferencia”, espetó, dando a entender que no fue suficiente para Leavy decir que era el candidato del binomio Fernández-Fernández en Salta y que falló la estrategia de campaña. 

Justamente sobre las campañas, de Leavy y del resto, el intendente de la ciudad termal consideró que “fue una campaña chata de propuestas en términos generales, sin contenidos. Más allá que yo con Leavy conversé en términos generales sobre qué queremos para Rosario de la Frontera, él no estuvo acá presente y la gente se lo hace saber, es muy clara”, sostuvo.

En cuanto a su muy buena elección para renovar la intendencia, en la que le sacó alrededor de 2 mil votos al candidato olmedista Gustavo Orozco, Solís analizó: “Nos fue muy bien, sacamos una diferencia de casi 17 puntos con nuestro principal competidor. Yo creo que es irreversible, pero no ha votado mucha gente, solo el 78% de los votantes. Pero no hay que cantar victoria, el 10 de noviembre todos arrancaremos con cero voto”, advirtió.

“Tengo la misma forma de hacer política, de construcción, de contarle a los vecinos lo que queremos hacer, de escucharlos, de mucho diálogo, no detenernos en la crítica y la chicana hacia los rivales, nunca me gustó eso”, concluyó Solís.

También podés leer:

Cuenca MINIMIZÓ el APOYO de los 50 intendentes a LEAVY

SÁENZ le "TIRÓ un PALO" al OSO y a los INTENDENTES que lo APOYARON

¿Compartís la nota?