SALTA

La EDUCACIÓN en SALTA, en TERAPIA INTENSIVA

También son muchos padres los que le imploran al Gobierno un acuerdo con la totalidad de los docentes para que sus hijos, de clase humilde, puedan acceder a una educación óptima, y puedan escapar de la pobreza, la marginalidad y la falta de esperanzas.

Foto ilustrativa
Foto ilustrativa

La educación en Salta entró en estado de coma, en una terapia intensiva. Porque más allá de un "sana sana", de una palmada en la espalda y de un irrisorio incremento como para atenuar el conflicto y mantener calmada a la masa, hace falta que muchos factores se alineen, que las prioridades gubernamentales, la política de Estado y la contemplación y la valorización hacia el noble oficio de enseñar y educar, cambien de raíz.

Porque no solo se trata de ofrecer un incremento salarial, aún menor al que demanda la inflación creciente y galopante de 2018, y que seguramente mantendrá su escalada irrefrenable en 2019, acordando solo con un sector o algunos gremios, desoyendo a otra gran masa que aún no está conforme, y poniéndole un simple parche a un conflicto que amenaza con continuar como para aplacar los ánimos.

Leer más:

Los DOCENTES cruzan a YARADE y endurecen la MEDIDA con otro PARO de 72 HORAS

Se trata, además, de que debe entenderse que la profesión del docente debe ser calificada porque sino son los niños, el futuro de nuestra provincia y nuestra nación, los que están en juego, los que merecen recibir una educación optimizada y absorber lo mejor de sus educadores, dentro de esta cadena en la que todos los eslabones juegan su juego, pero donde son los más delgados los que pagarán el "pato" por tanto tironeo.

El jefe de Gabinete, Fernando Yarade, brindó una conferencia de prensa, en la que anunció, solo para el sector dispuesto a negociar, un irrisorio aumento de un 35 por ciento en forma escalonada hasta fin de año. Anuncio que despertó la indignación de muchos docentes, pero también de muchos otros trabajadores, de particulares y hasta de padres, que no piden que sus hijos, a mediados de marzo, comiencen de una vez las clases a como dé lugar.

Por el contrario, piden la optimización del cuerpo docente para que sus hijos, provenientes de una clase humilde y trabajadora, quienes ven en la educación pública la herramienta más valiosa para progresar, puedan recibir la mejor educación de parte de sus educadores.

Y ahora se presagia que se viene lo peor, lo más catastrófico, con las horas perdidas e irrecuperables de mucho niños que necesitan educación óptima y que sea el Estado el que se los garantice. Ahora no son solo los docentes "rebeldes" los actores primordiales de esta queja. También son los padres de estos chicos los que le piden a gritos al Gobierno que lleguen a un acuerdo razonable con la totalidad de los docentes de la escuela pública, para que sus hijos puedan estudiar y tener un futuro, una salida a la desesperanza, al infierno, a la pobreza.

También podés leer:

AUTOMOVILISTAS particulares se solidarizaron con los MAESTROS con BOCINAZOS en medio del CORTE

Asamblea de DOCENTES en la Plaza 9 de Julio: Continuarán con el ACAMPE y no DESCARTAN los CORTES en toda la provincia

 

¿Compartís la nota?