SALTA

La original y gauchesca fiesta de casamiento en Salta de la hija de un expresidente de la Nación

La hija de quien fuese la máxima autoridad de los argentinos por un día antes de la asunción de Mauricio Macri en 2015, a raíz de una historia conocida, y una de las caras visibles más influyentes de Cambiemos, tuvo su fiesta soñada en los Valles Calchaquíes.

Federico Pinedo acompañó a su hija al altar en una celebración de corte gauchesco y con raíces bien salteñas
Federico Pinedo acompañó a su hija al altar en una celebración de corte gauchesco y con raíces bien salteñas

Fue una fiesta soñada para Cecilia, hija de Federico Pinedo, quien fuese senador nacional y que cuenta con la llamativa particularidad dentro de su amplio curriculum en la política nacional de haber sido nada menos que presidente de la Nación por un día, en diciembre de 2015, en lo que significó la bisagra institucional del fin del kirchnerismo y la llegada del PRO al poder, de la mano de Mauricio Macri. 

Cecilia, la hija de uno de los políticos más influyentes del macrismo nacional y de la salteña Cecilia Patrón Costas, portadora de un apellido de la más tradicional aristocracia salteña, quien a sus 35 años actualmente se desempeña como concejala del Municipio de San Lorenzo, está radicada en nuestra provincia y el último fin de semana tuvo su día más esperado, aquel en el que le tocó dar el sí en el altar y contraer matrimonio con un salteño, el oriundo de Vaqueros "Gurí" Sosa, un apasionado por la vida campestre y los equinos.

La fiesta, llevada a cabo en una tradicional hacienda de la localidad vallista de Molinos, en nuestra provincia contó con el expresidente de la Nación, Federico Pinedo, padre de la novia, como invitado de lujo a un día tan trascendental para su hija y su familia, y se dejó llevar por todo lo que conllevan las raíces salteñas en una celebración original que tuvo como temática la cultura gauchesca de nuestra provincia, costumbres muy ligadas a la familia Pinedo por el vínculo que desde hace años une al apellido ilustre a nivel nacional con Salta.

Cabe recordar que Federico Pinedo cuenta con una rica camada tradicional de personas influyentes en las decisiones de la política nacional durante largas décadas, al ser bisnieto de quien fuera Intendente de Buenos Aires a finales del siglo XIX, y nieto del economista también llamado Federico Pinedo, que en varias ocasiones ocupó el cargo de Ministro de Economía.

Pero su dato más llamativo y particular dentro de la vasta trayectoria política del hombre que testificó el casamiento de su hija en nuestra provincia fue haber sido presidente de la Nación por un día, por una historia muy conocida por los argentinos: durante 12 horas, Federico Pinedo fue Presidente provisional del Senado de la Nación en ejercicio del Poder Ejecutivo (presidente de la Nación). Desde las 00.00 del jueves 10 de diciembre de 2015 hasta las 12, el exsenador ocupó el cargo de primer mandatario, antes de la asunción de Mauricio Macri y ante la negativa de la actual vicepresidenta Cristina Kirchner, entonces presidenta, de presenciar la ceremonia de traspaso por su enemistad con el entonces presidente electo.

El mismo Federico Pinedo, en una entrevista brindada a La Nación, se animó a referirse con humor a aquella circunstancia que hoy lo tiene marcado en la historia por haber ostentado, aunque más no sea por unas horas, nada menos que el cargo de presidente, al afirmar que “fui mejor presidente que todos los presidentes porque no hice nada malo y que los presidentes no hagan nada malo ya es un logro extraordinario”, asumiendo con naturalidad haber quedado en el inconsciente colectivo y la memoria de los argentinos por aquella particularidad.

Pinedo viajó a Salta para acompañar a su hija en su trascendental elección de vida, y lo hizo junto a su mujer Cecilia, y a su otro hijo, Federico Robustiano, quien desde hace tiempo reside en Salta, al igual que su hermana, aunque ejerciendo la profesión del periodismo. Y fue justamente el hijo varón del expresidente y senador nacional, otro enamorado de la profunda cultura del gauchaje salteño, quien se permitió hacer pública en sus historias de Facebook la intimidad de la fiesta familiar, donde la "pilcha" gaucha, las comidas típicas y la enraizada tradicional salteña no pudieron faltar.

¿Compartís la nota?