SALTA

Un caso aberrante en Salta

SALTA. Madre terminó presa luego de GOLPEAR y MANIATAR a su HIJO de 6 AÑOS

Le propinó una brutal golpiza al pequeño y escapó. Le asestó un fuerte golpe en la cabeza y otros en distintas partes del cuerpo. La Policía lo encontró atado, ensangrentado y llorando tras una denuncia telefónica. La mujer, de 41 años, quedó detenida tras el hecho.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Información exclusiva de DNIsalta.com.

El aberrante hecho ocurrió en una vivienda que funciona como inquilinato donde habitan varias personas, en la Manzana S del barrio Círculo II, en la periferia de la capital salteña. donde una madre cruel y descontrolada atacó a golpes a su pequeño hijito de 6 años, entre ellos, en la cabeza, en los brazos, en la espalda y en distintas partes del cuerpo, hasta dejarlo ensangrentado. No contento con ello, lo maniató, lo abandonó y lo dejó encerrado en el patio interno del inquilinato, y terminó huyendo del lugar, "por la ventana", según el testimonio del mismo niño a la Policía.

Gracias por comunicarte al WhatsApp de DNIsalta.com. - 0387 - 155460555.

Vecinos del lugar dieron aviso al Sistema de Emergencias 911 al oír gritos aterradores en la vivienda. Al llegar al lugar los efectivos policiales se encontraron con la repulsivba escena, previo a golpear la puerta de la vivienda en reiteradas ocasiones: un pequeño niño de no más de 6 años maniatado con sogas, aparentemente cordones de unas zapatillas, llorando a gritos, todo ensangrentado, con serios golpes en su cuerpo y abandonado.

Luego de lograr calmar al pequeño, los policías presentes lograron que el niño hable y cuente lo ocurrido. Dijo que su madre lo golpeó porque "se portó mal", y manifestó que a esta práctica solía ejercerla en más de una oportunidad. Los demás vecinos del inquilinato se negaron a hablar con la Policía y brindar declaraciones, tal vez por temor, o quizás por cierta actitud de complicidad.

El niño tenía sus manos atadas y con signos de violencia todo su cuerpo, y se encontraba en el patio interno del inquilinato. Tenía rastros de sangre en su nariz, en su boca y en la remera que vestía, y se encontraba llorando desconsoladamente.

Al momento de intentar los policías quitarle las ataduras al niño, hechas con el cordón de una zapatilla, se le divisó un hematoma en el brazo derecho, a la altura del trícep. Las ataduras estaban tan ceñidas que le quedaron marcadas las muñecas, y en su manito izquierda, a la altura del pulgar, se divisaba otro hematoma.

Además, el pequeño exhibió su espalda, divisando golpes también allí, y relató que su madre lo golpeó fuertemente en la cabeza y que sentía dolor en ella. Luego, llegó el Samec y el niño fue derivado de manera urgente al hospital Papa Franscisco con una custodia. Allí fue diagnosticado con politraumatismos.

Según la información a la que pudo acceder DNIsalta.com. mientras la Policía realizaba las tareas de rigor, se apersonó el padre del menor a la Comisaría: W.G., de 41 años de edad. Y transcurrido un tiempo, quien se hizo presente fue la madre del menor, identificada como M.G.G., también de 41 años. Al principio, se negó a identificarse, y luego fue detenida y trasladada a la Comisaría Nº 15 del barrio San Remo, donde quedó presa.
 

¿Compartís la nota?