SALTA

El homenaje que nos robaron

"Sentimos indignación, nos arrebataron el único día que teníamos. La Policía me siguió como si fuera un delincuente"

El relato en DNIsalta.com en televisión de Marcelo De Britos, referente de los gauchos en Salta, los excluidos del homenaje por el Bicentenario del Paso a la Inmortalidad del General Güemes, que terminó siendo usado políticamente por el Gobierno provincial incumpliéndose los protocolos. "Lo que pasó el miércoles fue un insulto a los salteños y no tenemos que permitirlo nunca más", se despachó.

Marcelo De Britos graficó en DNIsalta.com el sentimiento de los gauchos que no pudieron homenajear a Güemes en el Bicentenario de su muerte
Marcelo De Britos graficó en DNIsalta.com el sentimiento de los gauchos que no pudieron homenajear a Güemes en el Bicentenario de su muerte

El homenaje al General Martín Miguel de Güemes por el Bicentenario de su Paso a la Inmortalidad, organizado por el Gobierno provincial el pasado miércoles por la noche al pie del Monumento al Héroe Gaucho, con la presencia del mismo presidente de la Nación, lo que debería haber sido una conmemoración histórica por los 200 años del fallecimiento de la máxima figura histórica de la Provincia, terminó convirtiéndose en una oportunidad propicia para hacer política aprovechando la figura presidencial, donde se terminaron incumpliendo todos los protocolos sanitarios, aquellos que desde hace semanas sirvieron de excusas para excluir del homenaje a los tantos representantes de fortines gauchos, muchos de ellos, humildes representantes del interior profundo de la provincia que suelen llegar año a año a pie o a caballo desde rincones distantes.

El oportunismo político dio lugar a que en medio del homenaje se permitiera, por orden impartida por el Gobierno provincial, abrir los vallados permitiendo el ingreso de cientos de militantes, bochorno organizativo intencional, donde muchos, incluso candidatos salteños, aprovecharon para tomarse la foto con el presidente y hacer política en la antesala de un día histórico para los salteños. Esto, horas después, terminó decantando en la renuncia del titular del Comité Operativo de Emergencia de la Provincia, el doctor Francisco Aguilar, cuando alguien desde adentro del Gobierno tenía que salir a pagar los "platos rotos" por  tamaño despropósito.

El día después, desde el estudio televisivo de DNIsalta.com durante la emisión del jueves de nuestro programa televisivo, quien describió el sentimiento de bronca e indignación en representación de todo el gauchaje, fue Marcelo De Britos, referente de los gauchos salteños, quien, con una rara mezcla de sentimientos, y con justa razón, revivió a través de las imágenes capturadas por DNIsalta.com en la noche del miércoles desde el Monumento a Güemes, la postal de un homenaje bien nuestro que nos robaron: los gauchos, a los que no les permitieron estar, ubicados pacíficamente detrás de las vallas, a varios metros del homenaje, y cómo ese vallado sí se abría para darle paso a cientos de militantes a los que poco les importaba la fecha que se conmemoraba.

"Sentimos indignación, que nos robaron nuestro único día. Representamos los valores de los salteños. Nos arrebataron el desfile que miraba todo el mundo con admiración. Entendemos la situación epidemiológica, pero nosotros no ofendíamos a nadie y tampoco íbamos a enfermar a nadie organizando el desfile que queríamos hacer", expresó De Britos sobre la fatídica noche del miércoles, donde se terminó desnudando la verdadera intención del acontecimiento: que no estén los gauchos presentes, aquellos que recorrieron medio país y muchos pueblos durmiendo cada noche a la intemperie haciendo una Marcha Patriótica durante 56 días; pero que sí esté la militancia política, la bandera partidaria. 

"Lo que me dolió muchísimo fue cuando ayer yo quise sacarme el sombrero delante de mi General y rendirle el homenaje no pude tener acceso, además la Policía me miraba mal y me seguía con los móviles de Brigada como si yo fuera un delincuente por el solo hecho de vestir mi pilcha gaucha y estar montado a caballo. Eso me hizo sentir muy mal. A las 23 llegó Francisco Araóz (presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes y dio la orden de que todos nos retiráramos ante la humillación que vivimos. Eso quedó registrado", manifestó con pesar quien también es integrante de la Agrupación Tradicionalista.

"El gaucho es el patriota que se brinda a la gente sin pedir nada a cambio. Todo salteño es un gaucho nato que tiene sangre güemesiana y es solidario, lo llevamos en la sangre. El Gobernador no se dio cuenta de la magnitud del error que cometió de no dejarnos a nosotros los salteños honrar a nuestro General", continuó De Britos.

"Durante la cabalgata patriótica recorrimos muchos pueblos que acá no sabemos que existen, pero donde nos estaban esperando, pueblos de Córdoba o de Santa Fe donde los vecinos colgaban banderas salteñas en sus puertas, sintiendo ellos tan lejos ese orgullo salteño, el orgullo que uno vive por su General, y ellos estaban indignados de lo que estaba sucediendo", graficó el representante de los gauchos.

"En Salta hay un patriotismo que hay que contagiarlo a todo el país, y cuidar de la Patria que nos dejaron y por la que han luchado San Martín, Belgrano y Güemes, con toda la sangre que derramaron y todos los valores que nos dejaron. A lo que pasó en este Bicentenario el salteño no se lo va a olvidar nunca más. Nos han tocado lo único que no podían tocar, es una falta de respeto total hacia el salteño y el argentino. Por favor que se den cuenta los gobernantes de lo que han hecho, no me entra en la cabeza", enfatizó.

"Fue un insulto a los salteños, nos han insultado, nos quitaron lo único que nosotros defendíamos con tanta garra y valor. Como salteños a esto no tenemos que permitirlo nunca más, dejemos de ser tan buenos. Sí, sabemos que había una restricción. Cuando pasó lo del Señor y la Virgen del Milagro en la pandemia, las Imágenes no salieron a la calle, pero el salteño no dejó de rezar su Novena. La Procesión no se hizo, como así nosotros tampoco queríamos hacer el desfile por la situación del coronavirus, pero el salteño fue y rezó su Novena. ¿Cómo prohibirles a todos los gauchos que bajan de los cerros, que no tienen WiFi, que no tienen Internet, que no tienen Facebook, que no tienen nada, cómo prohibirles que bajen si ni siquiera la hablan? Y no es que Salta iba a estar invandida por gauchos, el gaucho de los cerros iba a ensillar e iba a bajar igual a hacer su homenaje porque lo siente en su alma, y no se trata de una invasión. Tengo mucho dolor, pero esto nos hace más fuertes", concluyó Marcelo De Britos en DNIsalta.com en televisión.

 


 

¿Compartís la nota?