SALTA

Escándalo en la justicia

Tribunal de impugnación: se caen las candidaturas tras el amparo de un juez que sacó 15 puntos menos que un secretario en el examen

Siguen las denuncias y renuncias en los concursos por las cuatro vacantes en las salas del Tribunal de Impugnación. 

Tribunal de impugnación: se caen las candidaturas tras la queja de un juez que sacó 15 puntos menos que un secretario en el examen
Tribunal de impugnación: se caen las candidaturas tras la queja de un juez que sacó 15 puntos menos que un secretario en el examen

Continúa la novela, con renuncias y quejas formales presentadas ante la Justicia de por medio, en el concurso para el Tribunal de Impugnación.

El escándalo se habría originado cuando el juez de Garantías 2, Ignacio Colombo, elevó una nota a modo de queja formal luego de conocer los resultados de los primeros concursos, donde resultó con un puntaje notablemente inferior a otro aspirante, David Miy, quien se desempeña como secretario de una de las salas del Tribunal. 

 Ante esta situación, Colombo interpuso un recurso de amparo ante la Justicia, solicitando la nulidad de todo lo actuado por el Consejo de la Magistratura. 

Colombo habría exigido que se garantice la transparencia del proceso y que el Consejo de la Magistratura haga públicos los exámenes, cuestión que orgánicamente no sería posible, a menos que exprese la autorización de los autores. Este punto comenzó a alimentar la polémica y en los últimos días se conocieron las renuncias de algunos de los aspirantes, entre ellos la del propio David Miy que consideró que la polémica lo perjudicaba a nivel profesional, laboral y familiar.

Miy le sacó 15 puntos de ventaja a Colombo en el examen escrito y fue señalado como un "bendecido" por el Tribunal examinador, ya que habría recibido una "ayuda" en el escrito. Colombo se habría basado en esto para sostener su queja e interpuso un recurso de amparo en la Justicia contra el proceso.

Mientras tanto, David Miy Miy presentó una nota anticipando que "tras haber aprobado los exámenes escritos, al igual que otros concursantes, me he ganado el derecho a que el Consejo de la Magistratura me reciba en entrevista oral. Mi honor me impone culminar el proceso ya iniciado. Esa decisión responde a un único objetivo: salvaguardar mi buen nombre y acallar a todos aquellos que, seguramente persiguiendo intereses egoístas, han puesto en entredicho a mi persona. No obstante, para evitar toda maliciosa perspicacia, doy mi palabra de que inmediatamente de finalizadas las entrevistas, voy a renunciar a todos los concursos en los que participo".

Paola Marocco, Mónica Mukdsi y Maria Carabajal renunciaron tras el escándalo.

¿Compartís la nota?