SALTA

La cara de la desesperación

Una familia clama por ayuda: no tienen que comer ni dónde dormir

Se encadenaron frente a la Legislatura. Ningún político se acercó a preguntar cómo colaborar.

Una familia clama por ayuda: no tienen que comer ni dónde dormir

Una mujer junto a su marido y sus 3 hijos menores de edad, todos oriundos de Pichanal, iniciaron una protesta frente al edificio de la Legislatura salteña. Ante las cámaras de DNI Salta, aseguraron que están en la calle, que no tienen qué comer ni tampoco dónde pasar la noche.

Quebrada por el dolor que provoca a una madre no poder responder a la necesidad de sus hijos, la mujer señaló que "estamos muy mal, me quitaron la asignación por hijo, mi marido se quedó sin trabajo y encima nos desalojaron de donde estábamos por que no pudimos pagar el alquiler".

Sin poder contener sus lágrimas, le dijo a Abel Díaz que "ayer no comimos nada en todo el día. Un curita nos dio donde dormir, pero estamos en un colchón en el piso".

"Ojalá Dios le toque el corazón al Gobernador Sáenz", dijo esperanzada. Lamentablemente ningún político,  dirigente partidario o funcionario público se acercó a brindarles algún tipo de ayuda.

¿Compartís la nota?