SALTA

#MilagroenDNI

[VIDEO] El duro mensaje del monseñor Cargnello en la Misa del Milagro: la salud colapsada y los que lucran con la pandemia

El Pacto de Fidelidad del pueblo de Salta con el Señor y la Virgen del Milagro se renovó esta tarde, en la Catedral Basílica, con las puertas cerradas y sin fieles. Un Milagro triste y diferente por donde se lo mire.

La homilía del Monseñor Mario Cargnello en la Misa del Milagro, transmitida por DNIsalta.com
La homilía del Monseñor Mario Cargnello en la Misa del Milagro, transmitida por DNIsalta.com

Fue un Milagro triste y diferente por dónde se lo mire. El Pacto de Fidelidad del pueblo de Salta con el Señor y la Virgen del Milagro se renovó esta tarde, en la Catedral Basílica, con las puertas cerradas y sin fieles, en una ceremonia histórica por la suspensión de la tradicional y multitudinaria procesión, transmitida por las redes sociales y en vivo a través de nuestra Web DNIsalta.com y por nuestro Facebook Live, para evitar la aglomeración y con ello la propagación de contagios de coronavirus.



“Se impone la necesidad de una solidaridad real, sostenida, transparente y de una conducción honesta, austera, paciente”, dijo esta tarde el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, quien manifestó que “es duro ver a los que lucran con la enfermedad, con la necesidad del otro, con el dolor ajeno”.

Emocionado, arrodillado frente a la imagen del Señor del Milagro, cerca de la puerta del templo mayor de Salta, Cargnello instó a “aprender a compartir nuestros medios para salvar vidas sin discriminación alguna”.

“La violencia de la pandemia se hace sentir entre nosotros, la enfermedad se expande, el sistema de salud amenaza colapsar”, afirmó Cargnello, quien luego se refirió a los trabajadores de la salud y de la seguridad, que “se ven desbordados, algunos agotados” y agregó que “la experiencia de la fragilidad física, espiritual y social es de todos”.

Luego, afirmó que “la experiencia de los límites que son inherentes a nuestra condición humana están a la vista. Los recursos humanos son muy buenos, pero son insuficientes, porque solo son humanos. La ciencia no es omnipotente, la tecnología también tiene sus límites, las organizaciones son limitadas”.

“Por ello surge desde lo hondo del corazón el pedido de ayuda: sálvanos Señor, solo somos hombres, varones y mujeres, ricos y pobres, profesionales y trabajadores, jóvenes y ancianos, habitantes de las ciudades y del campo, solo somos hombres”, expresó.

Asimismo, se refirió a la “vulnerabilidad física y social”, y explicó que “la salud es un bien que debemos cuidar”.

En este sentido, pidió “cuidar la vida desde la concepción hasta la muerte; cuidar a los niños y a los jóvenes; cuidar la calidad de vida para crecer en justicia y equidad; cuidar el medio ambiente y a los excluidos y sufrientes de nuestra humanidad; cuidar al hermano y no excluir a nadie”.

En su homilía, Cargnello también habló de “la vulnerabilidad política e ideológica”, y señaló que “la enfermedad ha superado proyectos partidarios e ideológicos y ha puesto en evidencia sus límites y la mezquindad de segunda intenciones”.

“Qué triste contemplar el aprovechamiento de la situación para justificar decisiones dudosas en desmedro del bien común. La enfermedad desnuda al ser humano”, afirmó y consideró que “este no puede ser explicado por ideologías parciales, por visiones sesgadas, por mesianismos de cartón”.
 

MIRÁ la transmisión en vivo de DNIsalta.com de la Renovación del Pacto de Fidelidad.

¿Compartís la nota?