SALTA

Mirá la transmisión de DNIsalta.com

[VIDEO] ¿Existe un plan provincial pospandemia en Salta?: el EDITORIAL de Abel Díaz en DNI

La flamante ley del Ejecutivo, con complicidad de los legisladores salteños oficialistas y opositores que levantaron la mano sin objeciones, le otorga "súper poderes" al ministro de Economía y establece que la prioridad para la Provincia dejara de ser el COVID-19 y la reactivación económica, y pase a ser el pago de una deuda que equivale al 60 por ciento del presupuesto total provincial.

El editorial de Abel Díaz del último domingo en DNI TV
El editorial de Abel Díaz del último domingo en DNI TV

Mirá el editorial de Abel Díaz, en vivo, en la última emisión de DNI TV de este domingo, por Canal 10, Facebook Live y DNIsalta.com.

Todos sabemos que en una provincia todavía perseguida por el virus se han tomado una serie de medidas para controlar la pandemia, pero hoy comenzamos a padecer las consecuencias de dichas medidas.

"Preferiero que la historia lo juzgue por haber hecho de más, que de menos", fue uno de los latiguillos recurrentes del señor gobernador Gustavo Sáenz en este tiempo de pandemia en la provincia. En ese "hacer de más" hubo muchas restricciones, las cuales, muchas de ellas, afectaron directamente al desarrollo económico. Y es por eso que hoy tenemos una provincia muy golpeada en cuanto a lo económico, con pymes que han cerrado, con empresas que han despedido a gran parte de su personal,  con el número de pobres e indigentes que siguen creciendo día a día, en una Salta donde la mitad de los salteños son pobres (1 de cada 2 salteños, de acuerdo a los números oficiales de Nación).

Todo esto se vio mucho más agravado por todas estas medidas que comenzaron allá por el mes de marzo. Ahora, la pregunta que nos hacemos es: ¿Existe en Salta un plan económico pospandemia? Y esto no solo atañe al Ejecutivo. Si vamos a la Cámara de Diputados, no encontramos proyectos que ayuden a aliviar, empujar, alivianar la crisis que están atravesando las pymes y las empresas de la provincia.

¿Y desde el mismo Ejecutivo? Hoy tenemos un ministro de Producción y Desarrollo Sustentable macrista, como es Martín de los Ríos, totalmente ausente. ¿Cuándo se vio al ministro hablando en conferencia o brindando alguna entrevista, dando algún detalle o informando a la comunidad sobre qué gestiones está llevando a cabo desde un ministerio sumamente vital? No hay registros. 

Por otro lado, el ministro de Economía de la Provincia, Roberto Dib Ashur, hoy cuenta con los famosos "súper poderes", concesiones aprobadas por unanimidad en la Cámara de Senadores hace algunos días, donde legisladores oficialistas y opositores levantaron la mano sin ninguna objeción.

Hace unos días nos preguntábamos cuál era la prioridad en la Provincia, y en ella no figura en el primer plano reactivar la economía y un plan pospandemia para equilibrar los saldos negativos de la cuarentena, como tampoco cuidar a los salteños del COVID-19. Hoy la prioridad del Gobierno provincial ya no es ni el coronavirus, ni la reactivación de la economía. Hoy la prioridad es el pago de la deuda millonaria heredada de la anterior administración conducida por Juan Manuel Urtubey: el bono del Bicentenario y el Fondo de Reparación Histórica. 

Puntualmente, en cuanto al bono del Bicentenario, son 350 millones de dólares los que hay que pagar como sea; más 38 millones de dólares del Fondo de Reparación Histórica. Y en cuanto al primer ítem, son 32 millones de dólares que los salteños tenemos que cancelar como primer pago en estos días, de manera inmediata. 

Con respecto a esta deuda, el señor Juan Manuel Urtubey, en una de sus últimas declaraciones en calidad de gobernador, aseguró que dejaba en la caja provincial a la gestión Sáenz, para el pago de la primera cuota 32 millones de dólares. 

Insistentemente, en la semana, también en diálogo con senadores que aprobaron la flamante ley que le otorga "súper poderes" al ministro Dib Ashur, nos preguntamos dónde está ese dinero que el mandatario saliente dijo haber dejado en las arcas de la Provincia para cancelar la primera cuota de esa deuda. Porque ahora resulta ser que esa plata no está y ahora la preocupación mayúscula del actual gobierno está dada en ver de dónde saldrá ese dinero para afrontar la deuda prioritaria. 

Las preguntas que nos hacemos desde este medio son varias: ¿El gobernador saliente dejó o no dejó esa plata? ¿Se la gastó en otra cosa? ¿Hay en Salta una real oposición que investigue, que averigüe, que cuestione, que pregunte, que informe a la sociedad? ¿Hay una auditoría en marcha? Son 32 millones de dólares.

Esto se ve agravado por los fríos números: el 70 por ciento del gasto de la Provincia se va en salarios a la administración pública. Y hablando de números, en cuanto a los 350 millones de dólares que se debe abonar por la deuda del bono del Bicentenario, eso abarca al 60 por ciento del presupuesto total que tuvo la Provincia en 2019. Es decir, hablamos de una deuda que abarca más de la mitad del presupuesto total provincial de todo un año. 

A todo esto, hay que sumarle el escándalo del IFE que inundó las portadas nacionales. Pasan los días y tampoco hay muchas novedades concretas de semejante escándalo donde toda una provincia quedó manchada por el bochorno de más de 50 funcionarios públicos. La titular de ANSES a nivel nacional, Fernanda Raverta, por ahora no tomó, por lo visto, muy en serio este escándalo, teniendo en cuenta que ese dinero iba destinado a salteños y argentinos realmente afectados por los efectos de la pandemia y la falta de trabajo. A nivel provincial tampoco se lo tomó en serio, salvo por algunas manifestaciones de repudio en las redes sociales que por ahora quedaron solo en eso, en meros tuits y posteos de compromiso. Tampoco se anunciaron medidas que impliquen mayores controles y revisar hacia atrás potenciales irregularidades.

En cuanto a la ley que se aprobó en la Legislatura provincial en la última semana por unanimidad, en el Artículo 3, expresa en forma textual: "Se autoriza al Poder Ejecutivo en forma directa o a través del Ministerio de Economía y Servicios Públicos a realizar todos aquellos actos necesarios o convenientes para dar cumplimiento a lo dispuesto en la presente ley, incluyendo sin limitación". 

Esto aprobaron los senadores, que hoy el ministro Roberto Dib Ashur tenga hoy la "lapicera" del Estado para decidir todo lo que considere: recortar, ajustar, manejar discrecionalmente los fondos de las arcas provinciales para lo que él considere prioritario. Y esa prioridad, hoy, no es precisamente el COVID-19 ni la reactivación económica. Es pagar la deuda. Y así lo expresa el Artículo Nº 1 de la nueva ley aprobada: "Se declara prioritaria para el interés de la Provincia la restauración de la sostenibilidad de la deuda pública provincial". Clarito. Eso expresa la ley aprobada con la complicidad de los legisladores, oficialistas y opositores, aquellos que vos votaste para delegarles el control de los actos del Poder Ejecutivo.

Seguramente, con esta prioridad, a muchas de aquellas obras urgentes que vos estás demandando, es muy probable que tengas que seguir esperándolas. Así como la actualización de tus salarios y muchas otras urgencias.

MIRÁ el VIDEO (el editorial, en los primeros minutos de la transmisión en vivo del programa del domingo de DNI TV).

¿Compartís la nota?