SALTA

DNIsalta.com recogió los testimonios más crudos de los asentados

[VIDEO] La dramática historia de Claudia, una de las asentadas de Parque La Vega: "Estudié toda mi vida para terminar así"

Claudia Tapia, docente, licenciada y técnica en Recursos Humanos, quien atravesó el infierno del COVID en una carpa a sus 52 años, hizo un llamamiento a la sociedad por los prejuicios. "No somos todos vagos, acá hay necesidad. En el Gobierno me conocen todos y nadie me escuchó, por eso llegué a esto", se despachó. Conocé su historia.

La dura historia de vida de Claudia: "Estudié toda mi vida para terminar en un asentamiento"
La dura historia de vida de Claudia: "Estudié toda mi vida para terminar en un asentamiento"

Años de estudio y capacitación, preparación académica, toda una vida de trabajo desempeñando una de las profesiones más nobles, como es la docencia. Calvario, coronavirus, enfermedad y el juicio constante de una sociedad que criminaliza a muchos salteños con necesidades que soportaron el peso de la injusticia. Con todos estos pedazos se construye la dura historia de vida de Claudia que te contamos en DNIsalta.com.

Claudia es una de las tantas personas asentadas en Parque La Vega que luchó, estudió y trabajó toda su vida para tener un lugar digno donde vivir, y que hoy atraviesa el peor de los infiernos y es juzgada y señalada por asentarse, en tiempos en los que se suele generalizar y meter a todos en una misma bolsa estigmatizante
Esta docente salteña, que entre tantas cosas pelea contra el COVID y la desidia, fue uno de los testimonios recogidos por DNIsalta.com en el asentamiento de Parque La Vega.

Claudia Tapia, con 52  años, es la primera vez que decide asentarse porque su situación ya era insostenible y nadie escuchó sus ruegos desesperados. Y como si todo su calvario no fuera suficiente, en medio del caos tuvo que padecer el COVID-19 rodeada de una precaria condición sanitaria y de aislamiento, poniendo en riesgo hasta su vida, como ella misma relató.

Claudia es un ejemplo elocuente de que ante estas manifestaciones colectivas, como la  voz de los asentados de Parque La Vega, siempre es oportuno discernir y separar a los oportunistas, los "vivos" de siempre, los arriados, los que le dan a la protesta una intencionalidad política; de aquellos salteños trabajadores que se cansaron toda una vida de golpear puertas sin encontrar respuestas. Aunque a veces, el mismo prejuicio social nos lleva a estigmatizar a la masa de ocupantes de terrenos.

En medio de esa masa se puede ver también a hombres, mujeres y familias excluidas por un sistema que no tuvieron la posibilidad de insertarse; y otros, como Claudia, que se han formado, han estudiado, y nunca pudieron acceder a nada. 

Desde DNIsalta.com transmitimos en vivo los momentos de tensión de un miércoles de furia en el asentamiento San Calixto, en la ampliación de Parque La Vega, asentamiento que se inició en plena pandemia y que lleva varios meses con cientos de familias reclamando por una respuesta del Gobierno provincial. Este miércoles la noticia fue la detención, por orden de la Justicia, a uno de los delegados de las protestas.
 

Claudia, en diálogo en vivo con DNIsalta.com, relató su pesar.

"Tengo COVID y me dieron  el alta hoy (miércoles). Estuve mal. Estuve transitando la enfermedad en una carpa, sin seguridad sanitaria. Cuando supe que era COVID me trasladé a la casa de mi madre para no contagiar a la gente del asentamiento. Pensé que mis dolores de cuello y espalda eran porque dormimos en el piso, en colchones que se desinflan, por la incomodidad. Era tanto el dolor que tuve que hacerme ver", comenzó relatando Claudia.

"Yo trabajé para el gobernador, para Ricardo Villada, soy docente y técnica en Recursos Humanos, me prometieron todo y no me dieron trabajo. Las cosas no son como dicen, que somos unos vagos los que estamos asentados. No somos vagos, que eso le quede claro a todo el mundo. Tenemos necesidad. Yo no tengo techo, no tengo nada con  52 años, soy licenciada, tengo estudios. No somos todos ignorantes, la gente desconoce la realidad. A mí no me quedó otra, no pude seguir alquilando al no tener trabajo porque pagaba 15 mil pesos, eso me llevó a asentarme. Nunca viví de un plan y trabajé toda mi vida. Soy licenciada, profesora, técnica en Recursos Humanos y diplomada, y estoy en un asentamiento", expresó la docente indignada.

"Fui al Grand Bourg a hablar con Villada y Sáenz, pedí audiencia el día que ellos asumieron y nunca me dieron nada, y ellos me conocen bien y nunca recibí respuestas. A Gustavo Sáenz lo conozco desde que era concejal, era un changuito. Peleo por mi necesidad y no me da vergüenza decirlo. Es la primera vez en la vida que me asiento, la necesidad nos lleva a esto. Siento que estudié tanto para nada. Eso me dice mi madre, y solo Dios sabe cuándo será mi momento", se emocionó al final Claudia Tapia en su conmovedor relato con DNIsalta.com.

MIRÁ el VIDEO (el testimonio de Claudia, a partir del minuto 10 de la transmisión en vivo de DNIsalta.com).
 

¿Compartís la nota?