SALTA

#Coronavirus

[VIDEO] Multitudinaria fiesta clandestina sin protocolos en plena pandemia: ¿Y dónde están los controles del intendente?

Se viralizaron imágenes de un baile público con cientas de personas hacinadas y sin ningún tipo de cuidados en el pequeño pueblo de Amblayo, en San Carlos. El jefe comunal Héctor Vargas, muy preocupado en perseguir a los vecinos de buena voluntad, parece olvidarse de controlar los desmadres y las violaciones a las normas sanitarias en su municipio.

Un multitudinario baile en un pequeño paraje salteño. ¿Y el control ahí no llega?
Un multitudinario baile en un pequeño paraje salteño. ¿Y el control ahí no llega?

El intendente de San Carlos, Héctor "Rulo" Vargas, quien tiene a todo un pueblo indignado por haber iniciado una persecución contra una familia trabajadora, honrada, emprendedora, que desde hace tiempo viene poniendo dinero de su bolsillo, su patrimonio, sus herramientas de trabajo y su voluntad desinteresada de gestiones en beneficio de la comunidad, y para compensar la inacción de la gestión que le corresponde ejecutar al mismo jefe comunal, parece no poner demasiado empeño en controlar que en su municipio no se violen las normas sanitarias para cuidar a sus vecinos en tiempos en los que comienza a acechar una segunda oleada de coronavirus.

Al primer mandatario sancarleño, que viene siendo noticia por contar con 19 denuncias en su contra, y que fue destituido por el Concejo Deliberante por varias irregularidades, pero que se amparó en la burocracia judicial para apelar la resolución y seguir aferrado a su cargo de intendente, no se lo ve tan apegado a la detección de infracciones y al control de prevención de la COVID, como sí a embestir contra aquellos que osen cuestionar su desempeño público.

Esto, entre otras cosas, queda en evidencia en un video que se viralizó en el que puede observarse una multitudinaria fiesta clandestina privada, organizada por una familia, en el pequeño poblado de Amblayo, perteneciente al municipio de San Carlos, con cientas de personas hacinadas en un clima festivo, sin protocolos, sin distanciamiento y sin barbijos por parte de los concurrentes.

"Un atentado contra la salud. Se viralizaron imágenes de un baile público en Amblayo, municipio de San Carlos. Habría sucedido el pasado sábado. En la imagen se observa a muchas personas sin barbijos y sin respetar el distanciamiento social obligatorio. Desde el COE municipal de San Carlos confirmaron que nunca se autorizó la realización de un baile. Se trataría de una fiesta clandestina, ya que los bailes públicos no están autorizados", reza el graph del video que fue difundido por un periodista de los Valles Calchaquíes.

¿Y si le pone toda su energía también a controlar, señor Vargas?

MIRÁ el VIDEO.
 

¿Compartís la nota?