SALTA

#Coronavirus

[VIDEO] Orán tiene la tasa de letalidad más alta del país: mirá el escalofriante diagnóstico de una profesional en DNI

Lo aseguró la representante del personal sanitario y trabajadora del Hospital San Vicente de Paul, Julia Pizola, en diálogo con DNI 23 Departamentos, quien apuntó al descuido del Estado. Reveló que los trabajadores se compran los equipos de protección de su bolsillo, que hay precarización laboral que roza la explotación y que el personal llegó al límite de agotamiento. Mirá la entrevista completa en DNIsalta.com.

Trabajadoras de la salud de Orán, junto a la doctora María Julia Pizola
Trabajadoras de la salud de Orán, junto a la doctora María Julia Pizola

En diálogo con DNI 23 Departamentos, la doctora de Orán Julia Pizola, representante de ATE en Orán y trabajadora del Hospital San Vicente de Paul, fue implacable, clara y concisa al brindar un panorama real de la delicada situación sanitaria en ese departamento: hoy Orán tiene la tasa de letalidad más alta del país, superando diez veces a la media nacional, sentencia que causa escalofrío y golpea duro a los vecinos del norte provincial.

"Hicimos un relevamiento y nos costó horrores acceder a los datos. Esta es la realidad que tenemos. Nos preocupa la cantidad de contagios que tenemos entre los trabajadores de la salud. Hasta el fin de  semana teníamos 129 trabajadores de la salud contagiados y el lunes se sumaron 7 más, es la tasa de contagios más alta de Salta. Y vamos a ser uno de los hospitales con más contagiados del país. La situación es terrible: oficialmente, con relevamientos, son 78 fallecidos,  pero los que murieron en sus casas componen un registro al que no pudimos a acceder, que ni siquiera llegaron a ser asistidos", se despachó la profesional de la salud.

"El Hospital está en colapso total, está abarrotado de salas COVID, no solo la guardia central. Llegamos a tener 45 pacientes, el 90 % con tubos de oxígeno, uno más grave que el otro, en bancas, hay días en los que solo hay un médico y dos enfermeros y la situación es caótica. El índice de muertos supera diez veces la media nacional. Los números están gritando que necesitamos soluciones urgentes. La realidad es que al sábado, que hubo cambio de ministro y gerente, los trabajadores y la comunidad seguimos esperando respuestas", expresó en función al anuncio rimbombante de que llegaron 21 profesionales médicos a Orán, cuando en realidad de ese plantel solo dos serían médicos y no estarían asistiendo a pacientes.

"Llegaron 21  profesionales que son kinesiólogos y licenciados en Emergencia y Defensa Civil, Operadores Técnicos en Emergentología, 4 enfermeros y 2 médicos. Esos médicos son epidemiólogos y se abocaron al Plan Detectar; es decir, no sumaron trabajo a la necesidad en el espacio físico. Seguimos siendo pocos los que estamos trabajando y cada vez somos menos. Ahora quedaron 17 médicos en el Hospital. Hoy la situación es de un hospital de campaña, un hospital de guerra, y en este contexto la demanda de pacientes aumenta. Por un paciente que sacamos quieren entrar tres más. Este personal está agotado", contó la médica, para luego referirse a la situación del sábado, en la que renunció un médico tras un ataque  a pedradas a la guardia.

"El compañero Gatica renunció tras el ataque, y con él también se apartaron las residentas y los trabajadores médicos precarizados que no cobran desde junio, es inexplicable que en pandemia no se les abone los sueldos desde junio. Salta tiene un ejército de trabajadores precarizados y monotributistas, entre 1200 y 1800. Hasta hace menos de 10 días los enfermeros cobraba 13 mil pesos, los de mantenimiento 10 mil y los médicos 50 mil, eso ganaban los precarizados. Acá hay una grave precarización que hoy roza la explotación laboral. Comprobamos con tristeza que en Salta la salud no es una política de Estado. El 90 % de los trabajadores del Hospital de Orán pusieron de su bolsillo para comprar los EPP (Equipos de Protección Personal), terminamos invirtiendo plata para no contagiarnos", denunció la trabajadora la irregular y gravísima situación.

"Necesitamos recurso humano que venga a trabajar al hospital en los lugares que se necesitan. Tenemos más de 150 camas y 20 profesionales, es inadmisible y no se puede  entender desde la lógica", concluyó indignada la doctora Pizola.  

MIRÁ la entrevista en DNI 23 Departamenos.
 

¿Compartís la nota?