SALTA

Lo escuchaste en vivo en DNI RADIO 97.5 Mhz.

[VIDEOS] Peregrinos del Milagro dolidos con el Gobierno provincial porque los dejaron solos: no los acompañaron ni asistieron en las rutas

Los incansables caminantes de la fe, que por la pandemia no se movilizaron en caravanas multitudinarias como en otros años, expresaron su enojo en DNIsalta.com porque no recibieron el acompañamiento de milagros anteriores, pero sí rigurosas restricciones para ingresar a la Catedral. Más tarde, también en DNI, el ministro de Seguridad reconocía que no se le dedicó planificación y tiempo al operativo y que la peregrinación "no está prohibida". Y adelantó que tras el Milagro volverán los boliches.

Los peregrinos, molestos por la falta de acompañamiento y asistencia
Los peregrinos, molestos por la falta de acompañamiento y asistencia

La fiesta del Milagro en Salta es la manifestación masiva y popular de fe más importante y convocante que tenemos los salteños. Y los peregrinos y fieles del Señor y la Virgen del Milagro, que cada año ofrecen su conmovedor testimonio vivo de fidelidad para con los Santos Patronos, erizándonos la piel con los cientos de kilómetros a pie que recorren desde todos los rincones de la Salta profunda, y también del resto del país, penetrando con sus cuerpos cansados geografías diversas y dificultosas capeando los malos tiempos, el hambre, la sed, el frío y/o el calor de cada septiembre climatológicamente variable e inestable, son los motores de esta fe inquebrantable y de esta fiesta que nos pertenece a todos, sin distinción.

Y justamente son esos peregrinos los que el Estado debe acompañar, con operativos de seguridad, con dispositivos de Tránsito, con despliegue y acompañamiento desde cada punto de partida hasta la llegada de los cansados caminantes a nuestra ciudad, como así también con aquella necesaria asistencia medica ante tanta exposición a contingencias como la deshidratación y lo que genera tal exigencia física que no todos los cuerpos resisten. Sin embargo, para este nuevo Pacto de Fidelidad renovado para con los Santos Patronos de Salta, este acompañamiento no existió, tal manifestaron los peregrinos que arribaban este martes a la Catedral Basílica, brindando en vivo sus testimonios en DNI RADIO 97.5 Mhz.

Representantes de distintas peregrinaciones desde la Salta profunda, en diálogo con DNIsalta.com, coincidieron en la sensación de estar molestos y dolidos con el Gobierno provincial en esta ocasión, ya que todos los años la Policía escoltaba a los peregrinos para protegerlos en cuanto a la seguridad vial y con ambulancias y asistencia médica.

Peregrinos de San Antonio de los Cobres, los Valles Calchaquíes y otras regiones tomaron el micrófono de DNIsalta.com y expresaron su indignación. Más tarde, también en conversación radial con nuestro medio, el mismo ministro de Seguridad de la Provincia, Juan Manuel Pulleiro, respaldó a los fieles reconociendo que no hubo acompañamiento por "el escenario diferente" que otorgó la pandemia, admitió que no hubo tiempo de planificación para asistir a los peregrinos pero que sí elaboraron un control y un registro de los que vinieron a la Capital salteña, en un número mucho menor al de años anteriores por cuestiones lógicas, y a su vez adelantó que se vendrán más iberaciones tras el Milagro, como ser la vuelta de los boliches y el regreso del público a las canchas.

"Es muy triste, a nosotros nos vienen haciendo controles policiales tomando los datos desde que salimos: nos preguntan de dónde caminamos, para qué salimos, quién va a cargo, para qué lo hacemos. Nos preguntan, nos miran mal, nos tratan distinto y nos duele el alma que sea así, que para que otras cosas haya apertura, cuando no buscamos hacerle daño a nadie. A los turistas no los llenan de preguntas. Pensamos qué cabeza tienen nuestros dirigentes, si tienen asesores que les digan cómo hacer las cosas, no sabemos cómo toman sus decisiones. Duele muchísimo que para la joda hayan muchas posibilidades y permisos, y que para una manifestación tranquila y sin movimientos políticos nos prohíban tanto", expresó indignado un peregrino de los Valles Calchaquíes en diálogo con Abel Díaz para DNI RADIO 97.5 Mhz.

"Usan la Policía para custodiar las manifestaciones políticas y tantas cosas, y nosotros vamos caminando sin custodia policial. Durante la madrugada caminamos con miedo, porque en el trayecto de Campo Quijano a Salta hay muchísimos vehículos y a gran velocidad, y no había un solo policía de Tránsito. Para la gente de bien no hay, pero para la gente que hace daño y busca otras intenciones se les da todo", describió el peregrino parte de su traumatico periplo para llegar desde cientos de kilómetros al pie de la Catedral Basílica.

El enojo parte en que desde el Gobierno provincial no hayan tenido el gesto de enviarles efectivos policiales a las delegaciones que vienen peregrinando desde los Valles Calchaquíes, desde Santa Victoria y a las escasas peregrinaciones que llegan desde distintos puntos de la ancha geografía salteño, que fueron exponencialmente reducidas por motivo lógico de pandemia. Y resaltaron que no hubo empatía para con los peregrinos

"Esto es el mundo del revés, no sé qué grado de humanidad tienen los funcionarios de la Provincia. Nos dejan en la nada. Pero tenemos a Dios de nuestro lado y confiamos en que vamos a llegar bien. No tuvimos logística de ambulancias ni médicos", expresó el caminante.

Otro peregrino llegado desde San Antonio de los Cobres coincidió en que "no tuvimos el acompañamiento de la Policía como en otros años", mientras que una mujer exteriorizó también su indignación lógica, siendo que a los candidatos políticos se les permitió, para las dos últimas campañas de cara a las elecciones legislativas provinciales de agosto, y a las PASO nacionales últimas, hacer actos hasta con más de 200 personas, ir a los barrios, en muchos casos sin cumplir con los protocolos y cuidados; y que para el festejo de la final de la Copa América la Plaza 9 de Julio haya sido liberada para recbir a una multitud de fanáticos; y que para este Milagro, los incansables peregrinos no van a poder acompañar la Procesión, y que se los recibe tras largos días de caminata haciendo filas interminables para poder acceder al rezo en el interior de la Catedral Basílica, marcando que para algunos todo parece estar permitido, y para otros no

"Sentimos una impotencia total de que otros tengan la posibilidad de hacer lo que a ellos se les cante, y que a los pobres como nosotros no".

Seguidamente, desde DNIsalta.com obtuvimos la palabra del Gobierno provincial a través del ministro de Seguridad Juan Manuel Pulleiro, quien adelantó que tras el Milagro es casi un hecho que volverán los boliches. El jefe de la cartera de Seguridad les dio la razón a los peregrinos: reconoció que "no están prohibidas las peregrinaciones" y admitió que por orden del Gobierno provincial no hubo acompañamiento a los fieles.

"Fue informado que no iba a haber custodia para los peregrinos como otros años porque se desalentaba la peregrinación, pero también, como es una movilización que se está haciendo en grupos pequeños al aire libre y en burbujas, no está prohibida la peregrinación ni nosotros los vamos a detener. Sí llevamos un registro de los peregrinos que vienen, para saber de dónde venían, cuántos llegan. No se hizo el acompañamiento tradicional de las grandes columnas de gente porque el escenario ahora es distinto. Antes se organizaba todo previamente, había reuniones de coordinación tres meses antes con las parroquias", reconoció el ministro que no hubo planificación para asistir a los caminantes.

"La peregrinación no es una actividad prohibida, pero no tiene la masividad de otros años por la situación inédita de la pandemia", argumentó el ministro la falta de acompañamiento policial y asistencia sanitaria a los peregrinos, para luego responder por qué no se aplicó lo mismo con el festejo de la Copa América en pleno pico de la segunda ola en julio pasado, y que en esta ocasión haya tanta restricción para el peregrino, aún con el contexto de bajante de casos.

"Aquella vez fue algo espontáneo. Nos pasó lo mismo con el centenario de Central Norte, sabíamos que iba a pasar, estábamos en pico de pandemia y se reunieron 25 mil hinchas. Hay cuestiones que podemos prever y manejar y planificar de acuerdo al protocolo que exige el Ministerio de Salud, pero hay otras cuestiones que escapan a nosotros, que son espontáneas y no se pueden evitar. Hay cuestiones que sí planificamos", explicó, para posteriormente reconocer también que, en esta provincia donde el peso de la ley no parece aplicarse con idéntica rigurosidad para unos y para otros, que no hubo multas a candidatos políticos tras las violaciones a los protocolos y las restricciones durante las respectivas campañas preelectorales.

"No tengo presente multa a ningún político. Si hay excepciones, no las conozco. No debería haberlas", dijo, para luego anticipar que "todo lo que pase ahora con el Milagro permitirá ir flexibilizando un montón de otras actividades si esto sale bien, prolijo y se evitan contagios. Si no hay un impacto, iremos flexibilizando. Tenemos los ojos puestos en estos tres días", señaló, para luego puntualizar las actividades que comenzarán a liberarse.

"Se está hablando de flexibilizar el público en las canchas de fútbol, la apertura de los boliches. Hoy se podría autorizar el ingreso de más de 100 o 200 personas por cancha. En cuanto a los boliches, veremos con las autoridades sanitarias cómo será la vuelta y una opción es la de exigir el carnet de vacunación, para además alentar a que más gente se vacune. Los casos han bajado, hoy estamos en el promedio de los 100 contagios por dia, y esos índices nos hacen pensar en habilitar esas concentraciones masivas, como los boliches y las peñas. Las actividades del Milagro y el estudio epidemiológico de las próximas semanas nos permitirán saber si estamos en condiciones de seguir habilitando actividades", relató el ministro Pulleiro en diálogo en vivo con DNI RADIO 97.5 Mhz.

MIRÁ los VIDEOS.


 

 

 

 

 

¿Compartís la nota?