SOCIEDAD

HISTORIA DE VIDA

El noble y solidario gesto de una directora con su alumna de 17 años que iba a clases con su bebé

Una madre adolescente concurría a clases debido a que no tenía con quién dejar a su bebé de tan solo 2 años, y el gesto que realizó su directora con ella emocionó a todos.

El noble y solidario gesto de una directora con su alumna de 17 años que iba a clases con su bebé
El noble y solidario gesto de una directora con su alumna de 17 años que iba a clases con su bebé

El enternecedor caso sucedió en la escuela N°8 General Manuel Belgrano de Santa Elena, de la provincia de Entre Ríos, donde una madre adolescente tenía que concurrir a clases con su bebé de tan solo 2 años debido a que no tenía con quien dejarla. Pese a que creía que tendría que seguir cursando el ciclo lectivo con su hija, la rectora de la institución la sorprendió con un gran gesto.

Debido a diferentes inconvenientes personales, u económicos, son cada vez más los adolescentes que deciden abandonar sus estudios. Pero, en el caso de Lucía Mendieta, quien tiene tan solo 17 años, ella no dejó que el hecho de tener una bebé le impidiera terminar el colegio secundario e intentó seguir concurriendo a clases. Si bien era una tarea bastante difícil, ya que su hija a veces le impedía estudiar, la joven no desistió.

En las últimas horas, se dio a conocer que la rectora del colegio al que asiste a la joven, Doriana Casco, sorprendió a todo el mundo con un gesto que hasta se viralizó en las redes. Al ver a la estudiante con su hija de 2 años, no solo pidió que le sirvan a ambas un abundante desayuno, sino que también se encargó que la infante sea bien atendida para que la adolescente pueda estudiar sin interrupciones y en las mejores condiciones posibles.

“De chiquita va, es amorosa. Acá la recibimos con los brazos abiertos, no es el primer caso. Hay algunas más y hace unos años había otras, y tratamos de ayudar entre todos. Debemos empatizar y acompañar, es acá donde debemos predicar con el ejemplo y educando para las futuras generaciones”, comentó la rectora de la institución a un medio local.

Si bien la mujer explicó que no es común que los alumnos asistan a las clases con sus hijos, excepto que se encuentren en una emergencia, cree que es necesario ayudarlos para que puedan terminar con sus estudios. Gracias al solidario gesto de la directora, Lucía y Justina lograron realizan el quinto año de nivel secundario sin problema alguno.

Asimismo, al terminar la cursada, la joven tomó la decisión de celebrarlo junto a sus compañeros, quienes intentaron ayudarla durante los difíciles momentos que tuvo que soportar al estudiar y, además, junto a Doriana, quien junto a los demás estudiantes “adoptaron” a Justina como a una sobrina.

¿Compartís la nota?