SOCIEDAD

Pandemia

Estudios publicados indican que hay grupos sanguíneos más frágiles ante el COVID-19

Dos investigaciones publicadas en Blood Advances, relacionaron el factor sanguíneo de una persona con el comienzo y el desenlace del nuevo coronavirus.

Estudios publicados indican que hay grupos sanguíneos más frágiles ante el COVID-19

Las conclusiones de los trabajos fueron publicados en la revista Blood Advances. Y no es la primera vez que un estudio vincula estos grupos sanguíneos con una mayor o menor vulnerabilidad al contagio y una mejor o peor evolución de la enfermedad.

En junio pasado, un artículo publicado en New England Journal of Medicine señalaba que los genes pueden determinar que algunas personas desarrollen formas graves de COVID-19 y que tener sangre tipo A se asociaba a un 50 por ciento más de riesgo a necesitar apoyo respiratorio, mientras que el grupo O confería un “efecto protector”.

Ahora, en una de las investigaciones publicadas, se vuelve a sugerir que las personas con el tipo de sangre O pueden tener un menor riesgo de infección por COVID-19 y, de contraer la enfermedad y una menor probabilidad de resultados graves, incluyendo complicaciones en los órganos, según una nota de la Sociedad Americana de Hematología.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores compararon los datos del registro sanitario danés de más de 473.000 personas a las que se les hizo la prueba de coronavirus con los datos de un grupo de control de más de 2,2 millones de individuos de la población general.

Menos casos entre personas con tipo O+

Entre los que dieron positivo en la prueba de COVID-19, se encontraron menos personas con el tipo de sangre O y más personas con los tipos A, B y AB; los investigadores no encontraron ninguna diferencia significativa en la tasa de infección entre los tipos A, B y AB.

En otro estudio –también retrospectivo– los científicos constataron que las personas con grupos sanguíneos A o AB parecen mostrar una mayor gravedad de la enfermedad que las personas con grupos sanguíneos O o B.

En este caso, para llegar a estos resultados los investigadores examinaron los datos de 95 pacientes críticamente enfermos de coronavirus hospitalizados en Vancouver, Canadá.

Así, encontraron que aquellos con grupos sanguíneos A o AB eran más propensos a requerir ventilación mecánica, lo que sugiere que tenían mayores tasas de lesiones pulmonares por COVID-19. También observaron que más pacientes con grupos sanguíneos A y AB requerían diálisis para la insuficiencia renal.

A y AB con mayores riesgos

En conjunto, estos hallazgos sugieren que los pacientes de estos dos grupos sanguíneos pueden tener un mayor riesgo de disfunción o insuficiencia orgánica debido a COVID-19 que las personas con los tipos sanguíneos O o B, resumen los autores.

Aunque estos trabajos añaden pruebas de una asociación entre tipo de sangre y vulnerabilidad a COVID-19, se necesitan más investigaciones para comprender mejor por qué y qué significa para los pacientes, afirman los científicos del Hospital Universitario de Odense (Dinamarca) y de la Universidad de Columbia Británica (Canadá).

¿Compartís la nota?